Espectacularizar la tragedia

Erupción en La Palma
Una persona fotografía el volcán de La Palma.
EFE

Tanto llevarnos las manos a la cabeza y resulta que la ministra Reyes Maroto tenía toda la razón. Lo de la erupción del volcán de La Palma sí que era un "espectáculo maravilloso" que iba a atraer a los turistas. No son los únicos que han aterrizado en la isla, también los presentadores estrella de la tele están al pie del volcán haciendo especiales. Hay reporteros que juegan a ver quién se acerca más a la lava y periodistas del corazón pidiendo víctimas que quieran llorar delante de las cámaras. Es el circo mediático del año.

El tirón de orejas lo dio Carles Francino desde su programa de radio al pedir a los compañeros un ejercicio de reflexión para apelar al respeto y la dignidad de las víctimas. Señaló la importancia de encontrar la manera de ser altavoz y no espectáculo ya que la segunda opción está siendo la favorita de los medios. Se apoyan en la espectacularización, un tratamiento de la información que convierte un suceso en una película de acción, con una trama que engancha y personajes cargados emocionalmente. Para que la noticia destile drama es importante la repetición de imágenes catastróficas, la utilización de recursos como las pantallas divididas, los titulares impactantes y la música de tensión. Vale todo lo que aumente la emoción, aunque lo que más puntos da son los testimonios en primera persona que muestran angustia y desesperación.

"Invito a reflexionar sobre cuáles son nuestras prioridades como sociedad"

Los que saben de comunicación son conscientes de que la espectacularización se traduce en grandes audiencias. Aquí es donde me pregunto si se ofrece la información de esta manera porque existe una demanda. Si funciona es porque al otro lado de la pantalla hay gente que quiere vivir una desgracia como si fuera un espectáculo, ¿no? La reflexión deben hacerla los medios, pero también los espectadores porque parece que en ambos faltan dosis de empatía.

Y luego están los que se han ido a vivirlo en primera persona a la isla, esos turistas que buscan el mejor filtro para hacerse la foto con la que ganar likes en Instagram. Al ofrecer sus testimonios a las cámaras de televisión, se justifican con lo de que eso solo se ve una vez en la vida y que la única culpable es la naturaleza. El caso es que, mientras se hacen el selfi, les rodean los palmeros a los que el volcán les ha robado toda su vida. ¿Es momento de estar haciéndose fotos en La Palma? No me atrevo a responder a esa pregunta, pero invito a reflexionar sobre cuáles son nuestras prioridades como sociedad.

En cualquier caso, lo importante es que estén claras las del Gobierno y que este martes se declare la zona catastrófica como ha prometido. Que se faciliten viviendas para los afectados y se proteja el empleo para la gente que lo ha perdido. A esa foto es a la que todo el mundo le tiene que dar un like.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento