Álex González  Periodista

El camino de rosas

Una pareja en actitud romántica.
Una pareja en actitud romántica.
20minutos

Acabo de leer que por primera vez en 15 años, nos situamos en la cifra de separaciones más baja. 95.320 parejas rompieron en 2019. En España hemos tocado mínimos y eso, pese a que a muchos les carcoma por dentro, es una buena noticia. Yo sí creo en el amor duradero. 

Verdaderamente nadie tiene las tablas de la ley de lo que podría determinarse como el decálogo del matrimonio ideal. Tampoco creo que este tipo de enlace exista, pero sí que quiero romper en esta ocasión algo más que una lanza a favor de los matrimonios de largo recorrido. 

Quede por delante, que para que el amor sea longevo tiene que ser sano. Sin respeto, no hay amor que valga. Ahora bien, es obvio que la sociedad moderna es más libre que la de hace 60 años cuando no habíamos llegado al estado de bienestar actual. Pero ser libre, no tiene que significar ser volátil.

El mundo de consumo inmediato que padecemos nos lleva a desechar todo lo que ya ha tenido uso. El error más habitual es que muchas veces desechamos lo que no hemos disfrutado. En el amor suele pasar esto, cuando no se le mira de frente. 

El matrimonio es la admiración, la diversión, el entusiasmo y la sorpresa. Pero también la adaptación, y el perdón. Para llegar a coger la rosa más grande del rosal, hay que pincharse con alguno de los tallos que te encuentras en el camino. 

El hombre no suele ser consciente de los momentos en los que es feliz. Al contrario, la mente nos recuerda los momentos en los que por una circunstancia u otra no lo somos. Cuántas veces habremos escuchado la frase de "qué felices éramos y no lo sabíamos". Para mí, un camino acompañado siempre va a ser más divertido, aunque haya que pasar por unos tramos de rosas y otros de espinas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento