VACUNAS en todos los lugares

María Guijarro  Diputada del PSOE en el CongresoOPINIÓN
Navarra comienza a administrar la vacuna de Janssen a unas 830 personas
Navarra comienza a administrar la vacuna de Janssen a unas 830 personas
Eduardo Sanz / Europa Press

En esta espantosa pandemia, uno de los aprendizajes que ya hemos asumido sin dudar es que nadie estará a salvo hasta que toda la población mundial esté a salvo.

Ya deberíamos haberlo aprendido. Cada vez que el coronavirus se transmite, se corre el riesgo de que se transforme en una nueva variante que puede prolongar la amenaza en todo el mundo. Poner las vacunas a disposición de quienes más las necesitan, es la forma más rápida, y por supuesto la más justa, de poner fin a la pandemia. Es evidente. Desde un punto de vista ético y también práctico es el momento de desplegar todas las capacidades y recursos para asegurar y extender la inmunización a nivel global.

Necesitamos en torno a 11.000 millones de dosis para poder inmunizar al 70% de la población mundial

Pongámonos manos a la obra. Ya vamos tarde. La producción y el acceso a las vacunas contra la Covid-19 deben aumentar de manera exponencial y urgente. Conocemos las cifras. Necesitamos en torno a 11.000 millones de dosis para poder inmunizar al 70% de la población mundial.

En primer lugar, debemos compartir conocimiento. La propiedad intelectual no debe ser un obstáculo. Debemos propugnar la exención temporal en ciertas obligaciones incluidas en los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio, aunque soy consciente de que no es suficiente para garantizar ese acceso de todos los países.

Por eso, es muy necesario que se aumente también la producción y casarla con la oferta y la demanda, además de supervisar las instalaciones donde se fabrica y atención tanto al exceso como a la escasez de componentes de las vacunas. Esto implica además medidas específicas para facilitar el comercio.

Ningún país puede salir por sí solo de esta crisis, es un ejercicio de responsabilidad apoyarnos en lo comunitario desde el concepto del bien común.

Y el último eje debe ser la distribución. Es urgente acelerar esta cuestión y a través de COVAX (Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19) operar a tiempo y de manera eficiente. Todo ello con un mecanismo que nos permita monitorear todo este proceso.

Como ya sabemos, también España apuesta por mantener e incrementar las contribuciones económicas a COVAX y donar el excedente de vacunas de cada Estado a los países que tengan más dificultades.

Todos los esfuerzos son pocos. Nos necesitamos fuertes, todos, los más privilegiados y los que sufren las consecuencias de este mundo tan desigual. Ningún país puede salir por sí solo de esta crisis, es un ejercicio de responsabilidad apoyarnos en lo comunitario desde el concepto del bien común. Necesitamos esperanza y solidaridad. Las vacunas, por favor, en todos los lugares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento