Borja Terán  Periodista

La canción más ¿machista? de los payasos de la tele

Fotografía de archivo, tomada el 10/04/1973 junto a su hermano 'Fofó' (i), de Emilio Aragón 'Miliki' (d), uno de los famosos "payasos de la tele".
Fotografía de archivo, tomada el 10/04/1973 de 'Fofó' (i) y 'Miliki' (d).
EFE/ARCHIVO

50 años después, las familias siguen cantando las icónicas canciones de los payasos de la tele. Bueno, casi todas. La de 'Los días de la semana', no. "Lunes antes de almorzar una niña fue a jugar, pero no pudo jugar... porque tenía que planchar. Así planchaba así, así. Así planchaba así, así. Así planchaba así, así. Así planchaba que yo la vi". decía la pegadiza letra que cada día de la semana ponía. a la pequeña a realizar una función doméstica.

Vista desde el hoy rápidamente salta las alarmas: es una letra machista. Pero vayamos más allá. Porque sería demasiado previsible cancelar sin piedad desde la mirada de hoy este tema que cantó y gesticuló toda la sociedad. Hay que entender su motivación en el contexto de su tiempo. Hay que saber mirar a ese tiempo para aprender de dónde venimos, de hecho.

En realidad, Los Payasos de la Tele ejercían un retrato social también a través de sus canciones. En este caso, mostraban cómo era esa sociedad. Incluso con dramático giro final cuando parecía que la niña por fin -tras planchar, limpiar, lavar, coser, barrer y guisar-  iba a poder jugar en domingo. Entonces, la canción vivía un requiebro musical. Cambiaba el tono y había un vuelco de guion con el resultado inesperado de que antes de almorzar tenía que rezar.

Miliki introducía en las canciones infantiles el matiz de la época. Porque tenía esa capacidad de tomar el pulso a su alrededor con una sensibilidad especial. De hecho, los propios payasos fueron pioneros en utilizar un lenguaje inclusivo en sus programas hablando a las niñas y a los niños.

Es muy fácil sentar cátedra desde la experiencia de hoy, pero el entretenimiento del pasado hay que saber mirarlo con la perspectiva que se pone en la situación de entonces. Y entonces el éxito de los payasos estuvo en que fueron pioneros en un entretenimiento moderno, intuitivo y audaz. Sus sketches eran pura telecomedias. Sus canciones eran himnos. Todo hablaba con una mezcla de la travesura infantil y adulta de cómo éramos, para bien y para mal. Hasta para retratar con una risa amarga aquello que veíamos normal y no lo era. Porque todos venimos de ese mismo lugar en blanco y negro. Referentes como los payasos nos ayudaron a avanzar culturalmente desde la tele. Sus programas ya no sólo son maestros como shows de entretenimiento con una brillante dirección artística, también son un cristalinamente ingenuo fondo documental sobre la sociedad de la época.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento