I+D= Evolución

El I3A ha creado un gemelo híbrido, que no solo detecta problemas, sino que corrige sus propias predicciones.
El I3A ha creado un gemelo híbrido, que no solo detecta problemas, sino que corrige sus propias predicciones.
Pexels

Cuando una tormenta te grita que tienes que cambiar de coche, ya que el actual no puede con situaciones peligrosas, lamentas no haberte preparado.

Pasa a muchos países. Saben que tienen que innovar e investigar, y no lo hacen, aunque son conscientes de que necesitan un vehículo que esquive obstáculos y sea más rápido y seguro que el resto. 

Tienen a su disposición investigadores y fábricas, pero sólo se preocupan del día a día. España es un paradigma de ello y, además, el Covid ha aflorado muchos fallos del sistema. El papel secundario de la I+D es uno de ellos.

Exceso de trámites administrativos, poca claridad en los procesos y programas, salarios de chiste para los investigadores y escasas ayudas fiscales han propiciado que los niveles de inversión en I+D sean similares a los de hace una década respecto al PIB (menos de un 1,3%, cuando en Europa se quería llegar al 3% este año). 

Cuando se desarrolle del todo, la conectividad 5G supondrá un importante cambio
Cuando se desarrolle del todo, la conectividad 5G supondrá un importante cambio.
(Freepik/20bits)

La apuesta por la innovación, la digitalización y la conectividad tiene que acentuarse y, además, son objetivos prioritarios en la adjudicación de fondos europeos de recuperación.

Más de la mitad de los millones que recibiremos apoyarán la modernización gracias a la investigación y la innovación -Horizonte Europa-, transiciones climática y digital -Fondo de Transición Justa y Europa Digital-, y preparación, recuperación y resiliencia, -De Recuperación y Resiliencia, rescEU y EU4Health-.

Sin embargo, España sólo asignó un 35% de los 56.552 millones que le correspondía de fondos estructurales para 2014-2020. 

Se acaba de lanzar la Asociación Europea de Consultores de Innovación, lo que ayudará a que las empresas consultoras especializadas en financiación y gestión de la I+D+i sean más conocidas por posibles receptores de ayudas.

Se ha aprobado la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación para los próximos siete años, en los que se duplican en siete los recursos destinados, hasta alcanzar el 2,12% del PIB. 

Además, junto al Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación, aprobado con una inversión directa de 1.000 millones este ejercicio y el próximo, se asientan “las bases para el futuro de la ciencia”. Utilicemos estos instrumentos para que España no vuelva a quedarse fuera de juego.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento