Borja Terán  Periodista

El problema de Telecinco y cómo lo intenta remediar 'Secret Story'

Secret Story con Carlos Sobera en fuscia, nuevos colaboradores y un personaje polémico
Secret Story con Carlos Sobera en fuscia, nuevos colaboradores y un personaje polémico
Mediaset

Carmen está desconcertada. Ha sido la primera nominada de la casa del nuevo reality de anónimos de Telecinco. Su ego está afectado, pues el público ha votado tal nominación y siente que ha caído mal a la respetable audiencia. No se percata de que en el espectáculo de la tele-realidad lo que más se vota es lo que más llama la atención. Ella entró en el programa con una adrenalina desbordada y el público se quedó con su actitud que era como una imitación de Silvia Abril. Si fuera una estratega, se percataría que eso no es malo: debería ser visto como un éxito. Pero no lo ve, porque cuenta con esa cierta ingenuidad que busca la productora Zeppelin y Telecinco para revitalizar unos realities que sufren un desgaste. Tras años de concursantes resabiados que entraban a la casa a la caza de polémica porque pensaban que eso les daría beneficios, se ha optado por otro tipo de personaje más espontáneamente identificable en la calle. 

La cadena intenta remediar errores pare recuperar esa verdad original que es clave en televisión. Para lograr este cometido, en el nuevo Secret Story los colaboradores en plató intentan diferenciarse de otros personajes de la cadena.  De los mismos de siempre sólo está Nagore Robles y se potencian otros perfiles. Xuso Jones, Mario Vaquerizo, Bibiana Fernández, Cristina Boscá.. Así el espectador sabe que este formato es Secret Story y no se lía con La isla de las tentaciones. Porque si ambos programas se realizan en el mismo plató y encima comparten elenco de protagonistas, uno no sabe qué está viendo.

En su estreno, además, Secret Story vistó a Carlos Sobera de un llamativo traje fucsia, mismo color que el logotipo del programa. Tampoco es anecdótico. Esta tonalidad daba una luminosidad especial al espectáculo. Entraba por los ojos con la energía del color que tan bien funciona en televisión, porque despierta a los mayores y llama la curiosidad de los niños.

Un fucsia que da amplitud escénica a un decorado que está muy amortizado con tanto programa hecho ahí (se utiliza ya para casi todo) y que incluso es demasiado oscuro. Es más, Secret Story empezó con canción humorística con coreografía, Mucho bailarín por la casa y en el plató. Como si fuera un talent show. Esto ya se hizo alguna vez en Gran Hermano, pero en esta ocasión también remarca la aspiración del programa de ser entretenimiento a lo grande. De intentar no ser sólo una casa enclaustrada en la que gente convive, que de enclaustramientos en casa la audiencia ya ha tenido bastante en esta pandemia.

"Una cadena que está bien que tenga alma choni, pero no puede ser sólo choni".

El problema es que al final Secret Story no deja de ser Gran Hermano. Pero sin el poder en la audiencia de la marca de Gran Hermano. Sin su apoteósica sintonía, sin sus rimbombantes liturgias escénícas (la audiencia ha decidido que debe abandonar la casa...). Telecinco ha sabido revolucionar sus propios realities en estos años, pero el siguiente paso es recuperar a Mediaset a la audiencia que no le gusta Mediaset. Eso se consigue con realities en los que el conflicto no surja de la convivencia. Realities en los que para acudir haya que tener algún talento. Y, también, reunir nuevos públicos se alcanza rompiendo con la aureola de Mujeres y hombres y viceversa que impregna a todos los programas de una cadena que está bien que tenga alma choni, pero no puede ser sólo choni. O no será una televisión generalista. De ahí que el salto de Pasapalabra a Antena 3 haya hecho más daño de lo esperado. El concurso era un punto de inflexión en la programación que aireaba ese contagioso airecillo que ha ido expandiéndose por la emisora hasta parecer todos los programas una sede de una discoteca de nombre La Posada de las Ánimas. Pero hasta esa discoteca ya es pasado. La audiencia transversal no es así, Telecinco para liderar no puede ser sólo así. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento