Japón lucha por enfriar el reactor 3 de Fukushima y reactivar el sistema de refrigeración

Lanzan agua desde helicópteros al reactro número 3 de Fukushima.
Lanzan agua desde helicópteros al reactro número 3 de Fukushima.
REUTERS

Camiones-cisterna militares y de la policía luchan por enfriar el reactor número 3 de la central japonesa de Fukushima, mientras que los técnicos intentan restaurar la electricidad que permita activar el sistema de refrigeración dañado por el terremoto y el tsunami del día 11. Al parecer, las autoridades japonesas habían informado al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) de que se ha logrado establecer un cable externo hasta la red eléctrica de la unidad 2.

El reactor 3 se ha convertido en la máxima prioridad para los responsables de la central de Fukushima por contener una mezcla de uranio y plutonio, lo que lo hace más peligroso en caso de catástrofe. En estos momentos hay hasta 300 personas operando en la central, una cifra muy superior a los 50 operarios que se mantuvieron en la planta cuando los índices de radioactividad alcanzaron sus cotas más altas.

Según la televisión pública NHK, previamente, helicópteros militares habían lanzado toneladas de agua marina, sin conseguir bajar la temperatura de la piscina de combustible del reactor. El Gobierno de Japón, no obstante, asegura que no hay planes de ampliar el área de evacuación más allá del radio establecido de 20 kilómetros de la planta de Fukushima. Mientras, elevó a 15.000 el número de víctimas (5.429 muertos y 9.594 desaparecidos), según el último recuento.

Además, más de medio millón de damnificados vive en unos 2.500 refugios temporales, muchos de los cuales carecen de agua potable y electricidad, con temperaturas en torno a los cero grados, y diez millones de hogares se han visto afectados en todo el país por cortes de electricidad. Dos operadoras de electricidad japonesas aplican cortes de luz de entre tres y seis horas en parte del territorio y han pedido a los nipones que rebajen el consumo, algo que hasta ahora se había logrado aunque el frío ahora ha vuelto a dispararlo.

Cañones de agua

Los equipos de emergencia de Fukushima comenzaron este jueves a utilizar cañones de agua para enfriar el reactor 3, después de que dos helicópteros militares arrojaran horas antes agua salada desde el cielo sobre esa unidad.

Además, los responsables de Tokyo Electric Power (TEPCO), la operadora de la planta, trabajan contrarreloj para devolver la electricidad a la central y reactivar así, al menos parcialmente, su sistema de refrigeración.

Alrededor de las 9:48 hora local (01:48 en la península española) helicópteros militares lanzaron toneladas de agua marina sobre la planta, sin que ello consiguiera rebajar los altos niveles de radiación de la zona, según TEPCO.

NHK explicó que los pilotos tenían órdenes de no quedarse estáticos para evitar exponerse a grandes cantidades de radiación procedente del complejo que tienen justo debajo.

Niveles de radiación

El nivel de radiación alrededor de la central, donde se encuentran algunos trabajadores, alcanzaba hoy los 3.000 microsievert por hora, frente a los 1.000 microsievert al año que se consideran seguros para la salud humana.

La Agencia de Seguridad Nuclear de Japón insistió en que la prioridad es enfriar con el agua suficiente los reactores 3 y 4, y especialmente sus piscinas de combustible atómico.

Según los ocupantes de uno de los helicópteros militares que sobrevolaron la zona, en la piscina de la unidad 4 todavía se apreciaba agua, indicó TEPCO, por lo que la prioridad se ha establecido en el 3.

200.000 evacuados

El Gobierno de Japón ha evacuado a más 200.000 personas en un radio de veinte kilómetros en torno a la central y ha instado a aquellos entre 20 y 30 kilómetros a que no salgan de sus casas, cierren las ventanas y no usen el aire acondicionado.

El ministro portavoz, Yukio Edano, señaló que Japón "entiende" la recomendación de EE UU y otros países de que sus ciudadanos en un radio de 80 kilómetros de la central abandonen la zona, pero insistió en que por ahora el Gobierno nipón no considera necesario ampliar el perímetro que ha establecido.

Hoy, las autoridades niponas incrementaron en unos 28.000 el número de evacuados en las localidades cercanas a la planta nuclear, que fueron reubicados en las provincias de Fukushima, donde hay una avalancha de personas sin hogar, y en las cercanas Niigata, Tochigi y Yamagata, donde se alojan en hoteles y en refugios provisionales.

El lanzamiento de toneladas de agua marina desde helicópteros militares a la planta nuclear de Fukushima (nordeste de Japón) no ha conseguido rebajar los altos niveles de radiación, informó hoy la empresa operadora, TEPCO.

La mayor preocupación en este momento es el reactor 3 de la central nuclear, donde dos helicópteros de las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) arrojaron agua en cuatro ocasiones por la mañana, pero los niveles de radiación se mantuvieron sin cambios.

El nivel de radiación alrededor de la central, donde se encuentran algunos trabajadores, es de 3.000 microsievert por hora, frente a los 1.000 microsievert al año que se consideran seguros para la salud humana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento