El número de fallecidos en la provincia Miyagi, la más afectada por el terremoto del viernes en Japón, puede superar los 10.000, aseguró este domingo el jefe de la policía de esa provincia Naoto Takeuchi a la cadena de televisión NHK.

En Miyagi continúan sin localizar 9500 habitantes de Minamisanriku, un pueblo que fue prácticamente arrasado por el tsunami que produjo el terremoto, que con 9 grados de magnitud está entre los más graves que se han registrado nunca en el mundo.

El Gobierno movilizará hasta 100.000 militares para las operaciones de rescate en la costa noreste El mando policial dijo que solo en Miyagi el número de víctimas mortales superará con seguridad los 10.000, cuando las cifras oficiales facilitadas son muy conservadoras.

De momento el cómputo oficial mantiene que son casi 1600 los muertos y miles (más de 10.000)  los desaparecidos por la catástrofe, "sin precedentes" en la historia de Japón, según el primer ministro, Naoto Kan. Se espera que el número de víctimas continúe aumentando.

Un total de 1167 personas se encuentran desaparecidas solo en la provincia de Fukushima (noreste de Japón), una de las más devastadas junto a Miyagi e Iwate, según la agencia local Kyodo.

El terremoto fue seguido de un tsunami con olas de hasta diez metros que empeoró todavía más la catástrofe.

Por otra parte, los expertos alertaron de que el noreste del país sufrirá réplicas durante una semana y que hay un 70% de posibilidades de que alguna de ellas supere antes del miércoles los 7 grados de magnitud en la escala Richter.

Los militares se unen al rescate

El Gobierno nipón ha movilizado hasta 100.000 militares para las operaciones de rescate en la costa noreste del país, donde algunos pueblos han sido prácticamente barridos del mapa.

Hasta 200 cadáveres fueron hallados en la mañana de este domingo cerca de la costa oriental de la isla de Honshu, mientras los equipos de rescate luchan por llegar a las zonas devastadas y peinan el litoral en busca de víctimas del seísmo.

Los equipos de salvamento están coordinados por las Fuerzas de Auto Defensa de Japón, que equivalen al Ejército y cuyo despliegue fue elevado este domingo de 50.000 a 100.000 efectivos por orden del primer ministro nipón, Naoto Kan.

"Pido el mayor esfuerzo para salvar las vidas de cuantas más personas sea posible. Lo daremos todo por rescatar a aquellos que estén aislados", declaró Kan a su salida de la reunión de emergencia del Gobierno.

Un patrullero localizó a un hombre a 15 km de tierra firme en Fukushima Sin embargo, las autoridades temen que cientos o miles de personas se vieran arrastrados a alta mar. Un hombre fue rescatado este domingo por un patrullero que lo localizó agarrado a una madera flotante a 15 kilómetros de tierra firme en Fukushima.

Fuentes oficiales explicaron a Kyodo que las labores se están viendo dificultadas por la enorme extensión del área afectada, las constantes réplicas del seísmo y los problemas para acceder a pueblos enteros ahora parcialmente sumergidos por el agua.

Además de las labores de rescate, la atención se centra en la situación de dos centrales nucleares de Fukushima: de un primer reactor nuclear con problemas, la preocupación se ha extendido a un segundo en el que el sistema de enfriamiento de emergencia ha dejado de funcionar.

Evacuación de ciudadanos de las zonas afectadas

Cerca de 210.000 personas han sido evacuadas en un radio de 20 kilómetros alrededor de la central número 1 de Fukushima (conocida como Daiichi), mientras que en todo Japón el número de evacuados a causa del seísmo o el tsunami posterior se eleva a 380.000.

La Oficina de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas (OCHA) señaló este domingo que cerca de 600.000 personas han sido evacuadas en los últimos tres días en Japón, tras el terremoto, el tsunami que le siguió y por la actual amenaza nuclear.

El organismo de la ONU señaló también que varias áreas de la costa afectada por el tsunami "permanecen inaccesibles".