Los trabajadores de la empresa Artes Gráficas de Toledo (AGT) han recibido un compromiso por parte del consejero económico de la Embajada de Italia en Madrid para buscar un interlocutor del grupo Mondadori, propietario de la imprenta toledana, con el que negociar "la mejor salida" al conflicto provocado por la decisión del cierre.

El centenar de miembros de la plantilla de AGT, que se encuentran sin trabajo efectivo desde el mes de abril, pero tienen que seguir asistiendo a sus puestos de trabajo hasta que se solucione el conflicto, a pesar de que llevan sin cobrar desde el mes de septiembre, se han manifestado este miércoles frente a la Embajada de Italia en Madrid, hasta donde se han desplazado en dos autobuses.

Mientras ha tenido lugar la concentración, en la que han participado representantes regionales de CCOO, los representantes del comité de empresa han sido recibidos por el consejero económico de la Embajada de Italia en Madrid, con quien han estado reunidos durante 45 minutos.

"Hemos expuesto la situación desde que empezó el conflicto hasta ahora y le hemos entregado un dossier en mano", ha dicho el presidente del comité de empresa, Eugenio Arribas, a la salida de la reunión.

"Salimos satisfechos porque se lo han tomado en serio", ha expresado Arribas. "Creemos que se han interesado y que van a mediar todo los posible para traer a una persona del grupo que pueda negociar con el comité de empresa la mejor salida para los trabajadores", ha añadido.

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y la consejera de Empleo de la comunidad, María Luz Rodríguez Fernández, se comprometieron la semana pasada con el comité de empresa a ponerse en contacto con la embajada "para presionar", ha dicho Arribas.

El grupo editorial Mondadori, de Silvio Berlusconi, presentó en abril de 2009 un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para la extinción de los contratos de los 113 miembros de la plantilla de AGT y el cierre de la instalación, ERE que fue denegado por la autoridad laboral, al no existir razones económicas ni productivas que lo justificasen y dado que la propiedad ni siquiera pretendió jamás negociarlo con los representantes de los trabajadores, explica una nota de CCOO.

También el juez de lo mercantil, añade la nota, rechazó el pasado mes de abril este ERE, decisión que la empresa tiene recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

Simultáneamente, Mondadori retiró de España a su único representante, Luca Canepa, dejando la empresa en manos de los administradores concursales. Así, terminó de derivar a Italia toda la producción en la que se estaba trabajando en Toledo, de forma que a partir de ese mes, "la plantilla de AGT no tiene ningún trabajo efectivo que realizar", asegura.

Por ello, los trabajadores de AGT, muchos de los cuales tienen más de treinta años de antigüedad en la empresa, donde la media de edad de la plantilla es de 50 años, reclaman la extinción de sus contratos y una indemnización.

Consulta aquí más noticias de Toledo.