Khadija El Haddad salía de cuentas en menos de dos semanas de Mouad, un bebé que jamás conocerá a su madre. La joven marroquí (29 años) ultimaba el domingo las compras de la canastilla acompañada de su cuñada y una amiga cuando, en un paso de cebra de Collado Villalba, resultó atropellada por un turismo que desplazó diez metros su cadáver. El conductor declaró a la Policía que, cegado por la luz, no vio a la joven. Khadija llegó a la región hace algo más de tres años para reunirse con su esposo

Una cesárea de urgencia en el lugar del accidente permitió salvar la vida de la criatura, que había entrado en parada cardiorrespiratoria, pero nada pudo hacerse por la de la joven madre, que falleció a pesar de los esfuerzos del Summa 112.

Khadija llegó a la región hace algo más de tres años para reunirse con su esposo, Rachid Jahah, que trabaja como cocinero en el restaurante El Roble de Collado. Aquí nació su primera hija, una pequeña de dos años que el lunes, extrañada, no paraba de preguntar por la ausencia de su madre. Y aquí esperaban al segundo retoño de la pareja, un niño que a estas horas se debate entre la vida y la muerte en la UCI de Neonatología de La Paz.

El viudo de Khadija, que no se separa de la cuna del pequeño, "está muy fastidiado, con mucho dolor", resumía este lunes a las puertas del Anatómico Forense el tío de su pareja, Abdesslam Yaaqoni, que aprovechó para pedir al Ayuntamiento de Collado Villalba que mejore el estado de la vía.

Homicidio imprudente

"Es una calle dramática. Sabíamos que cualquier día podía caer una vida aquí, hoy nos ha tocado a nosotros. No deseamos que ninguna familia viva un dolor como éste", se lamentaba ayer Abdesslam, que asegura que en el tramo donde murió su sobrina los vehículos pasan a "100 o 120 kilómetros/hora" a pesar de que la velocidad está limitada a 40. Una denuncia que ratifican vecinos de la zona como Emilio: "Le faltan las placas de peatones", dice sobre el trágico paso de cebra del Camino del Molino. Aunque el Consistorio mantiene que está "perfectamente señalizado".

Sólo el hombre de 67 años que conducía tiene la clave de lo que pasó. Si el juzgado le imputa, responderá por un homicidio imprudente.

Repatriación a Targuist

El cadáver de la malograda madre de Mouad será repatriado previsiblemente el jueves a su ciudad natal, Targuist, una pequeña localidad de 12.000 habitantes ubicada entre las montañas del Rif. Su familia política realizó el lunes todas las gestiones necesarias en la embajada de Marruecos para agilizar los trámites todo lo posible. "Allí la esperan sus padres", explicaba su tío político.

Consulta aquí más noticias de Madrid.