Josu Ternera y su hijo, Egoitz
Fotografía de archivo de Josu Ternera, a la derecha, y de su hijo, Egoitz. David Aguilar/ EFE

El Tribunal de Apelación de París aumentó de dos a seis años de cárcel una de las penas contra el etarra Egoitz Urrutikoetxea, hijo del dirigente de ETA José Antonio Urrutikoetxea, "Josu Ternera", ambos en busca y captura.

La condena se refiere a un piso franco de ETA en Vichy (centro de Francia) desmantelado en julio de 2005 y que, según las pruebas aportadas en el proceso, él mismo había alquilado.

La fiscalía francesa dice que Urrutikoetxea podría estar todavía en activo

Los jueces, en el dictamen hecho público este miércoles, se ajustaron a la demanda de la Fiscalía, que había recurrido la sentencia dictada en noviembre pasado contra Urrutikoetxea hijo porque estimaba que se debía tener en cuenta que se trata de un terrorista reincidente. El Ministerio Público, en el proceso en apelación que se celebró el pasado 16 de junio, también había recordado su implicación en el aparato logístico de la banda.

Según la fiscalía francesa, Urrutikoetxea hijo, de nacionalidad francesa, nacido en Bayona en 1974, se encuentra en paradero desconocido y por lo tanto "se puede pensar que está todavía operativo".

Por otro lado, "Josu Ternera" y su hijo fueron condenados juntos en rebeldía el pasado 7 de enero por el Tribunal Correccional de París a cinco y cuatro años de cárcel respectivamente, entre otros cargos por asociación de malhechores con fines terroristas.

La Fiscalía recurrió la sentencia de enero contra el primero por estimar que es una pena muy leve para alguien de su historial y de su nivel jerárquico en ETA. Egoitz Urrutikoetxea, que se encuentra huido de la justicia desde el otoño de 2003, ya había sido condenado una primera vez en rebeldía en julio de 2007 a cuatro años de prisión por su pertenencia a la organización terrorista.

Tiene pendiente, además, una demanda de extradición española.