La Ertzaintza ha impedido este martes el acto de homenaje a presos de ETA convocado por la comparsa Kaskagorri en Bilbao, durante las fiestas de la capital vizcaína, sin que apenas se hayan producido incidentes.

La policía ha efectuado una pequeña carga a la carrera, sin disparos, dispersando a los jóvenes El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha acordado este martes prohibir este acto y otro similar previsto para el próximo jueves al considerar que su celebración supone un "escarnio" a las víctimas. En cumplimiento de esta orden, a las 19.00h en la plaza Circular, en el centro de bilbao, un mando de la Ertzaintza ha ordenado a los concentrados, un centenar, que abandonaran el lugar de inmediato.

Los concentrados, en su mayoría jóvenes, han bajado por la calle Navarra, vigilados por las unidades antidisturbios de la policía, hasta el puente del Arenal, la zona donde se sitúa el recinto festivo. Allí han permanecido durante una hora, profiriendo gritos como 'Euskal presoak, Etxerat' (presos vascos a casa) y similares.

La policía ha permanecido vigilando la situación enfrente de los concentrados, hasta que a las 20.00 h ha efectuado una pequeña carga a la carrera, sin disparos, dispersando a los jóvenes. Además, ha esposado a un manifestante, aunque por el momento se desconoce si ha sido sólo para ser identificado o ha sido detenido. Tras la carga, ha terminado la protesta sin más incidentes.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.