El portavoz socialista del Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, acompañado del secretario general de Educación, Alejandro Tiana, entre otros responsables del Ministerio, se reunió este jueves durante cuatro horas con el secretario general de FERE-CECA y EyG, Manuel de Castro, y con el secretario general de FSIE, Francisco Virseda.

Tanto Rubalcaba, como los representantes de la enseñanza concertada, se manifestaron "moderadamente satisfechos", aunque ambas partes precisaron que, aparte de los avances que se están produciendo todavía quedan grandes escollos por resolver.

Ni el Gobierno ni los centros concertados quisieron desvelar en qué aspectos han avanzado

Por ello, todos coinciden en que no se puede hablar en estos momentos de principio de acuerdo, aunque hay voluntad clara de negociar, tanto por una parte como por otra. Ninguno de los asistentes quiso adelantar en qué se ha avanzado ni cuáles son los escollos pendientes.

Tras la reunión, las partes se citaron para mañana, aunque sin precisar a la prensa ni la hora ni el lugar. El objetivo es seguir dialogando con los mismos interlocutores para intentar alcanzar un acuerdo educativo con el mayor consenso posible, dijeron.

La votación, el lunes

Rubalcaba recordó que las enmiendas al proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE) se votarán el lunes en la Comisión de Educación y Ciencia del Congreso, en donde se vienen debatiendo desde el martes, en el marco del trámite parlamentario de esa norma.

El secretario general de FERE-CECA y EyG señaló que "esta absurda guerra escolar la tenemos que ir poco a poco apagando", tras resaltar "la aproximación de posturas en muchas cosas, pero en otras no", y sin querer dar detalles concretos, que en su opinión, perjudicarían la negociación.

La patronal FERE-CECA y EyG, que representa a alrededor de 1,4 millones de alumnos, estaba en la mesa de negociación al PSOE y los representantes de las diez organizaciones convocantes de la manifestación del 12 de noviembre contra la LOE.

La patronal había abandonado el miércoles la mesa por diferencias contra los convocantes de la protesta, quienes han dado por roto el diálogo con el Gobierno.

NOTICIAS RELACIONADAS