Un adolescente de 15 años murió y su hermana de 11 resultó herida de gravedad por una explosión registrada anoche en la capital de Grecia. Un portavoz de la policía dijo que la madre de la menor, de 45 años, que se encontraban cerca del lugar donde ocurrió la detonación, resultó herida leve.

El fallecido es  un menor de 15 años y los heridos su hermana y su madre"Por el testimonio oral de la mujer herida se supo que la víctima mortal es su hijo de 15 años", señaló la fuente. "De momento no hay información sobre el tipo de explosivos utilizados", añadió. Tampoco se conoce a los responsables del atentado.

Aparentemente, la bomba explotó en manos del adolescente sin que se sepan aún las circunstancias del siniestro.  Según el canal Skai, las tres víctimas acostumbraban a recoger basura de los contenedores en la calle de esa vecindad.  La niña sufre heridas graves en las manos.

Los medios griegos informaron de que el fallecido y las dos heridas son afganos, lo que no ha sido confirmado aún por las autoridades, si bien se refieren a ellos como "extranjeros".

Esos asesinos nos ven como enemigos, tanto a la ciudadanía, como a la Policía, como a los inmigrantes
Según un comunicado oficial de la policía griega, "a las 22.41 hora local (21.41 hora peninsular) se produjo una explosión en las afueras del edificio del Servicio Griego de Empresas Administrativas", en el barrio de Kato Patisia, a unos cinco kilómetros del centro de la capital, sin ningún aviso previo.

El ministro de Protección del Ciudadano, Mijalis Jrisojoídis, dijo confiar en que "pronto se descubrirá" a los autores del atentado. "Esos asesinos nos ven como enemigos, tanto a los ciudadanos, como a la Policía, como a los inmigrantes. Toda la ciudadanía está en contra de ellos y es nuestro deber detenerlos, llevarlos ante la justicia y condenarlos", declaró el ministro.

Guerrillas urbanas

Hace una semana, un grupo autodenominado "Conspiración de Núcleos de Fuego" se responsabilizó de la explosión de una bomba casera que ocasionó daños materiales en las afueras del domicilio de un paquistaní, situado a unos 200 metros del atentado de este domingo, y acusó al atacado de integrar una red de traficantes de personas desde Asia a Grecia.

En los últimos cinco años, grupos radicales que se autoproclaman guerrillas urbanas han colocado bombas artesanales en edificios públicos y han cometido atentados contra políticos e intereses económicos en Atenas y en la ciudad septentrional de Salónica.