El juez del caso Palma Arena, José Castro ha ordenado que le retiren el pasaporte al ex presidente balear Jaume Matas al considerar que existe riesgo de fuga. Además de no poder salir de España, deberá presentarse cada quince días en el juzgado.

Los fiscales anticorrupción habían pedido esta mañana prisión provisional y comunicada eludible mediante el pago de una fianza de tres millones de euros y la retirada del pasaporte para el ex presidente de Baleares Jaume Matas por delitos de corrupción en el 'caso Palma Arena', han informado fuentes jurídicas.

En los más de 50 folios de escrito de la Fiscalía Anticorrupción,  se considera que los delitos que se le imputan a Matas suman penas de hasta 24 años de cárcel y no 18, como en un principio han informado fuentes jurídicas.

Los fiscales han solicitado también medidas cautelares para su cuñado, Fernando Areal

El ex presidente de Baleares y su cuñado, Fernando Areal, ex tesorero del PP balear, han llegado a las 10.35 horas a los juzgados de Palma, donde han recibido nuevamente gritos de desaprobación.

"¡Ladrones, devolved el dinero!", les han gritado algunas personas que se asomaban a las ventanas de la calle por donde han accedido a los juzgados, y donde la Policía había establecido un dispositivo para evitar la concentración de personas a las puertas del edificio. Matas y su cuñado han llegado en compañía de su abogado, Rafael Pereda.

En su declaración del jueves, Matas admitió ante el juez que pagó con dinero negro parte de las obras de reforma en su "palacete".

Los fiscales han solicitado también diversas medidas cautelares para su cuñado, Fernando Areal, pero no su prisión provisional, sino solo la prohibición de salida del país, la retirada del pasaporte y su comparecencia quincenal.

La abogada de la acusación particular ejercida en nombre de la comunidad autónoma de Baleares se ha adherido a la petición del ministerio fiscal.

Los representantes del ministerio fiscal han pedido dichas medidas cautelares al juez del caso, José Castro, después de que esta madrugada Matas acabase su declaración, que se ha prolongado durante más de quince horas entre el miércoles y el jueves.