El Gobierno pretende hacernos creer que estar a favor del aborto exprés, el matrimonio homosexual y la experimentación con células embrionarias es de izquierdas y el oponerse, de derechas. Nada más falso. El anterior primer ministro portugués, señor Guterres, socialista, está totalmente en contra del aborto, como lo demostró recientemente haciendo campaña en contra del mismo. El también jefe de Estado alemán y socialista, presidente Johannes Rau, ha manifestado en diversas ocasiones estar en desacuerdo con la investigación con células embrionarias. Y es bien conocida la postura del antiguo primer ministro del Gobierno socialista francés, Lionel Jospin, en contra del matrimonio entre homosexuales.