El ex secretario general del PP de la Comunitat Valenciana (PPCV) Ricardo Costa no quiso hacer declaraciones a los periodistas tras declarar este miércoles durante una hora ante el Comité de Derechos y Garantías de su partido, aunque fuentes de los populares valencianos informaron de que está "bien, contento y tranquilo".Levantó el pulgar ante la pregunta de cómo había ido todo

Costa acudió para exponer su punto de vista sobre el expediente que le abrió este órgano disciplinario por las declaraciones en las que se consideró todavía secretario general del PPCV a pesar de estar cesado por la dirección nacional y que provocaron su suspensión cautelar de militancia.

El ex secretario general del PPCV abandonó el edificio conduciendo su propio vehículo, que a la salida del garaje fue rodeado por periodistas e informadores gráficos para obtener algún tipo de declaración.

Nuevo intento

No obstante, Costa se limitó a sonreír, a levantar un dedo pulgar ante la pregunta de cómo había ido todo, y a pedir, con gestos, que le dejaran avanzar. Poco después tuvo que parar ante un semáforo en rojo y los periodistas volvieron a intentarlo. El Comité tomará una decisión cuando tenga toda la información

A la entrada de Costa, fuentes cercanas al ex secretario general del PP explicaron que no ha querido hacer ninguna declaración por respeto al procedimiento.

Fuentes populares señalaron el martes que Costa acudiría ante ese Comité del partido con la intención de defender su honorabilidad y ser readmitido como militante de la formación.

Tras la declaración de Costa este miércoles, el Comité de Garantías del PP seguirá adelante con la instrucción del expediente y tomará una decisión cuando tenga toda la información, según fuentes populares.