14 años de amor y distancia: la irrompible relación de Edurne y David De Gea

Edurne y David de Gea en un photocall.
Edurne y David de Gea en un photocall.
GETTY IMAGES
Edurne y David de Gea en un photocall.

Cuando Edurne y David De Gea se conocieron en el año 2010 grabando un villancico solidario en Madrid para la Fundación Aladina, no podían imaginar que su relación estaría a caballo entre la capital española y Manchester.

La otra protagonista de su historia ha sido la que ha dado a la relación una de sus principales características: la distancia.

Y es que cuando su etapa en el Atlético de Madrid llegó a su fin, la oferta del equipo de fútbol de la ciudad inglesa hizo que el portero no dudara y empezara una nueva vida con nuevo club.

Desde 2011 a 2018 fue Edurne quien más tuvo que desplazarse ya que su agenda laboral requería que se encontrara en Madrid, de manera que durante esos años, la vida de la artista consistió en aviones, visitas al estadio Old Trafford y platós televisivos de Mediaset para grabar Got Talent.

Una rutina que se vería modificada -al menos en el corto plazo- cuando, en noviembre de 2020, anunciaba su embarazo en redes sociales.

Aunque la llegada de Yanay, en marzo de 2021, no ha cambiado la situación entre ellos más allá de que siguieron compaginando las respectivas agendas para dedicarse a sus pasiones, conciliándolas con la paternidad.

Es más, en una entrevista de 2023, Edurne quiso recalcar ese dream team que habían formado: "Tengo la suerte de poder compaginar su cuidado con mi trabajo. David y yo lo llevamos muy bien. A pesar de ser una relación a distancia, hemos sabido compenetrarnos perfectamente y apoyarnos en nuestras profesiones mutuamente”.

Y aunque en aquella entrevista comentaba que haberse convertido en padres unía más que cualquier papel (haciendo referencia al matrimonio), en julio de ese mismo año se daban el "Sí, quiero" en una ceremonia en Mallorca, a la que asistieron sus compañeros de televisión como Risto Mejide, Santi Millán o Dani Martínez.

Edurne y De Gea
Edurne y De Gea
Europa Press via Getty Images

La ceremonia mediterránea tampoco significaría un cambio en la situación de la pareja. Ya que, pese a escoger un enclave nacional, continuarían a distancia, situación que Edurne, según recientes declaraciones, no ve que vaya a cambiar en un futuro próximo.

Es más, aunque este último año David estaría ‘huérfano’ de club, ya que no ha renovado con el Manchester United, sus próximos pasos son una incógnita. Ya habría rechazado ofertas como la de Arabia Saudí al no conquistarle la idea de irse a vivir a Oriente Medio. Y aunque medios deportivos contaban con su retirada, lo que vaya a pasar con su futuro es, de momento, un misterio.

La situación de Edurne, en cambio, si estaría requiriendo viajes al territorio nacional con la misma frecuencia a la que estaba acostumbrada, ya que ha sacado nuevo disco y se estrena como coach en La Voz Kids de Antena 3.

¿Por qué les persiguen los rumores de ruptura?

La suya no es una relación típica, estar separados gran parte del tiempo es lo que caracteriza su historia de amor. 

Y es esa falta de costumbre de tener más referentes reconocidos nacionalmente que protagonicen relaciones satisfactorias una de las razones por la que la historia de Edurne y De Gea está siempre en el objetivo.

Además, que su matrimonio se salga de lo convencional, hace que los rumores de ruptura de que su vínculo corre el riesgo de desvanecerse, se sigan repitiendo.

Sin embargo no han dejado que eso suponga un problema. Y, aunque hay celebridades que por las respectivas agendas pasan tiempo a distancia, como es el caso de Taylor Swift y Travis Kelce, el futbolista y la cantante son la prueba de que el amor puede con la diferencia geográfica.

Que cada pocos meses salten de nuevo las alarmas de si estarían haciendo vidas separadas, puede deberse a que no estamos acostumbrados a ver parejas funcionar con ambos miembros dedicados a sus compromisos profesionales.

En cambio, cuando la familia crece, sí que podemos enumerar una larga lista de matrimonios donde uno de los dos miembros disminuye su vida laboral para pasar más tiempo con sus hijos, como habría sido el caso de Elsa Pataky y Chris Hemsworth o Eva Mendes y Ryan Gosling

Aunque este sacrificio es aún más evidente en la industria deportiva, donde raros son los casos de parejas de futbolistas que pueden seguir dedicándose a su vida profesional como antes.

En ese sentido, ambos entienden que cumplir sus metas laborales es una de sus prioridades, que sería una característica de su estilo amoroso. 

Teniendo en cuenta que viven una relación donde las necesidades de ambos son respetadas, hay una percepción menos idealizada del amor y más realista y, por supuesto, grandes dosis de admiración, nos encontramos ante un estilo del amor abierto (el estilo de amor cerrado, por el contrario, es el que se caracteriza por la alta concepción del amor romántico, la dependencia, la desconfianza ante la separación, etc).

Las declaraciones que han hecho ambos a lo largo de estos años, dejan entrever su madurez emocional y autonomía, pero también lo mucho que disfrutan del tiempo juntos, su proyecto vital junto a Yanay y las aficiones que comparten, como los funkos -tiene una colección de más de 750- o los videojuegos.

Tienen claro que, hoy por hoy, la etapa de seguir a distancia va a continuar, pero con el estilo afectivo seguro que les caracteriza, no tendría por qué suponer un problema (por mucho que a sus fans les cueste creerlo). La relación puede ser igual de satisfactoria que si vivieran todo el tiempo en la misma ciudad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento