Opel Astra
Nuevo modelo de Opel Astra. ARCHIVO

El nuevo inversor de Opel, la empresa de componentes automovilísticos Magna, ha aplazado la firma final de compra sobre la filial de General Motors hasta ratificar el acuerdo con las diferentes fábricas del grupo y el comité europeo.

La reunión que mantuvieron el jueves los sindicatos con GM y Magna terminó sin resultados concretos y sin fecha para un próximo encuentro. El nuevo inversor aceptó además el argumento de Figueruelas de que no es acertado cargar el coste de recortes en Zaragoza y contratar más trabajadores en Eisenach.

Las negociaciones con Magna se aplazan para que las plantas estudien los planes de reestructuración y dialoguen

A partir de ahora se abrirá un proceso de diálogo con la planta alemana, con quien tendría que compartir la fabricación del Corsa, para tratar de llegar a un acuerdo común y mostrar, hoy mismo, alternativas al plan original.

El Cluster de la Automoción de Aragón aseguró que 5.000 empleos podrían estar en juego si finalmente la producción del Corsa se traslada de España a Alemania.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.