Horno de pan
Un mostrador con pan recién horneado. (ARCHIVO).

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha sancionado con 322.500 euros a las organizaciones interprofesionales de la avicultura (Propollo) y del huevo (Inprovo), así como a la patronal de panaderías asturiana (Ceopan Asturias) por realizar recomendaciones colectivas para llevar a cabo incrementos de precios en sus respectivos sectores.

En concreto, el organismo que preside Luis Berenguer ha decidido imponer una sanción de 200.000 euros a Propollo, de 100.000 euros a Inprovo y de 22.500 euros a Ceopan Asturias.

Responsables de Propollo hicieron manifestaciones repitiendo el contenido de una nota de prensa encargada para promover alzas de preciosSe trata de la resolución de los expedientes sancionadores incoados de oficio por la CNC al detectar que, a lo largo del verano de 2007, varias asociaciones empresariales del ámbito alimentario estaban publicando anuncios y notas de prensa y haciendo declaraciones a los medios de comunicación recomendando a sus asociados que repercutiesen la subida de costes de materias primas, con el consiguiente efecto de alza de precios de sus producciones.

Según Compentencia, en todos los casos el contenido de las notas de prensa y las declaraciones posteriores pretendía establecer una "pauta común" para elevar los precios ante el alza de la materia prima, "sustituyendo así la libre iniciativa empresarial" de los agentes en el mercado.

Distorsión de la competencia

Por este motivo, el Consejo de la CNC ha considerado las recomendaciones colectivas como conductas "objetivamente restrictivas de la competencia, con aptitud para distorsionar las condiciones competitivas del mercado", y ha decidido sancionar a las tres organizaciones.

En el caso de Propollo, el organismo informó de que el 23 de agosto contrató la elaboración de una nota de prensa a una agencia especializada, suministrándole datos sobre el nivel de incrementos de precios que se produciría en la carne de pollo, como consecuencia de trasladar el aumento de costes de las materias primas que se estaban produciendo en ese periodo.

La patronal panadera asturiana pidió subir la barra a 90 céntimos antes de final de año"Ese mismo día se difundió la nota a distintos medios de comunicación, tanto de prensa escrita como de televisión y radio", indicó la CNC, que agrega que el presidente y el secretario general de la organización realizaron además declaraciones a la prensa repitiendo el contenido de la nota de prensa.

En cuanto a Inprovo, se trató de dos notas de prensa, en junio y en agosto de 2007, cuyo contenido asimismo indicaba la necesidad de una subida de los precios para compensar la subida de las materias primas.

Por su parte, en el caso de la Ceopan Asturias se incoó expediente sancionador al conocer, entre agosto y octubre de 2007, sucesivas declaraciones del presidente al periódico La Voz de Asturias en las que se señalaba la necesidad de que las panaderías fijaran el precio de la barra de pan en 90 céntimos de euro antes de que finalizara el año 2007.