Las monjas Clarisas de Burgos que han roto con el Vaticano reaparecen en Instagram: "No nos vamos de la Iglesia"

Imagen publicada por las clarisas de Belorado en su cuenta Instagram.
Imagen publicada por las clarisas de Belorado en su cuenta Instagram.
@tehagoluz
Imagen publicada por las clarisas de Belorado en su cuenta Instagram.
Monjas Clarisas
Externos

Las 16 monjas del monasterio de Belorado (Burgos) y Orduña (Vizcaya), que este lunes anunciaron su decisión de romper con el Vaticano para ponerse bajo la tutela y jurisdicción de Pablo de Rojas Sánchez-Franco, excomulgado en julio de 2019, han reaccionado a través de la red social Instagram con un mensaje en vídeo, en el que aseguran que no abandonan la Iglesia y que relatarán su caso en futuras publicaciones. 

"Paz y bien hermanos, estamos en la hospedería de San Damián, en el convento de Santa Clara de Belorado, nuestra casa. Tenemos intención de comunicaros por las preocupaciones que nos llegan, que estamos bien, que nuestra realidad no es que estemos secuestradas lejos de nuestras familias", asegura la monja que hace de portavoz, que niega que la comunidad se haya ido de la Iglesia Católica.

"Iremos compartiendo con vosotros nuestra experiencia, nuestro deseo de ser fieles a la verdad de Cristo, a la fidelidad a la fe, a la doctrina católica, no nos vamos de la Iglesia, os lo iremos explicando, así que tened paciencia que lo iremos explicando y la realidad que tenemos es poder demostraros lo que nosotras hemos ido descubriendo y de la verdad y del abrazo con Cristo", afirma.

Según se muestra en el vídeo, las religiosas se encuentran acompañadas por un sacerdote, José Ceacero, perteneciente a la Pía Unión Sancti Pauli Apostoli, no reconocida por Roma y cuyo fundador, Pablo de Rojas Sánchez-Franco, fue excomulgado en 2019 por arzobispo de Burgos, por incurrir en "delito de cisma". 

En el comunicado de este lunes, de casi 70 páginas y suscrito por sor Isabel de la Trinidad, abadesa de la orden de Hermanas Pobres de Santa Clara a la que pertenecen las religiosas, presentaron un documento donde reniegan de Francisco y de sus predecesores hasta Pío XII, fallecido en 1958, acusando a los papas posteriores de herejía. En él, juran fidelidad a Pablo de Rojas Sánchez-Franco, excomulgado en 2019 por sus vínculos con el obispo cismático vietnamita Ngo Dinh Thuc, que lideró una corriente cristiana de corte preconciliar, y a su vez con lazos con el Palmar de Troya.

El origen: una operación inmobiliaria

Según denunciaron en un comunicado este lunes, el abandono se producía por la "persecución" que dicen haber sufrido por parte de la comunidad eclesiástica tras la decisión de Roma de "bloquear" su solicitud para poder vender un convento que tienen en propiedad en Derio (Vizcaya), y la posterior compra del monasterio de Orduña, perteneciente a la Diócesis de Vitoria y con la que tenían un acuerdo de compraventa.

Al no obtener el permiso para vender el monasterio de Derio, plantearon como alternativa que un comprador ajeno a la orden abonara el millón de euros que queda pendiente para la compra del monasterio de Orduña, para que, cuando ellas pudieran devolver ese dinero, el benefactor transfiriera el convento a las Clarisas. Sin embargo, la operación no se llegó a cerrar ante las dudas de la Diócesis sobre la identidad del comprador interpuesto, lo que motivó la rescisión del acuerdo de compraventa por parte de la Diócesis de Vitoria.

El arzobispado niega haber recibido notificación

El Arzobispado de Burgos y el Obispado de Vitoria han emitido un comunicado conjunto en el que muestran su sorpresa por el anuncio de esta comunidad religiosa y recuerdan que nunca han manifestado ninguna inquietud. Además, añaden que no han recibido ninguna comunicación oficial sobre la decisión de las religiosas y sobre su comunicado rechazan sus acusaciones.

Por su parte, monseñor Iceta ha pedido a los fieles que se abstengan de participar en ningún acto litúrgico en los monasterios de Santa Clara de Belorado y Orduña y ha advertido de que si las religiosas confirman su decisión de abandonar la disciplina de la Iglesia, podrían ser acusadas de un delito de cisma que podría ser sancionado con la excomunión.

"Las tienen engañadas"

El vicario para la Vida Consagrada de la Diócesis de Vitoria-Gasteiz, Manuel Gómez Tavira, ha asegurado que, detrás de la ruptura con la Iglesia Católica de las clarisas de Belorado (Burgos) y Orduña (Vizcaya), existen intereses económicos, pero también "el engaño" a estas monjas por parte de la abadesa, Sor Isabel, para "perpetuarse en el poder".

En cuanto a 'Pía Unión Sancti Pauli Apostoli', liderada por Pablo de Rojas Sánchez-Franco, bajo cuya tutela quieren estar ahora las religiosas tras abandonar la Iglesia Católica, ha señalado que "está tipificada como secta, no es un cisma". "En sus redes piden continuos donativos, no tienen muchos adeptos y es una cosa reducida de un señor de familia bien que tiene mucho dinero", ha afirmado.

"Las tiene engañadas como si esto fuera una persecución. Es mentira que el Arzobispo de Burgos no le deje vender. Hay muchas mentiras que la madre Isabel les cuenta a las hermanas, que lo creen como la verdad mas grande del mundo", ha indicado.

El alcalde y los vecinos de Belorado expresan su sorpresa con el abandono de las clarisas

El alcalde de Belorado: "No nos lo esperábamos"

El alcalde de Belorado, Álvaro Eguíluz, aseguraba a EFE este lunes su desconcierto ante la noticia, algo que no se esperaban". Hasta el domingo, "el convento estaba abierto, los vecinos se podían acercar a la iglesia para celebrar el culto y el despacho del obrador también estaba abierto para la venta de dulces", pues las Clarisas de Belorado son conocidas por sus chocolates, trufas, rocas y bombones que han promocionado hasta en Madrid Fusión.

Ahora, el Monasterio de Santa Clara está cerrado. De hecho, los vecinos que se acercaron en la tarde del lunes para asistir a misa de 18:00 se encontraron con la verja de la entrada echada, la puerta de la iglesia candada y un cartel que indicaba que el torno está cerrado temporalmente.

¿Quién es Pablo de Rojas y  cuándo fue excomulgado?

Pablo de Rojas tiene poco más de cuarenta años: nació en Linares en 1981, en una familia de joyeros que más tarde dio paso a los negocios inmobiliarios. De su abuelo, que fue jefe provincial del Movimiento Nacional de 1948 a 1955, heredó su sentimiento franquista y "desde que tenía uso de razón manifestó vocación sacerdotal", según la web de la organización religiosa.

"Asistía con fervor y piedad a las Misas Tridentinas", añaden, lo que llevaría a pasar por varios seminarios tradicionalistas, hasta que fue ordenado presbítero (en 2005) y obispo (en 2006) por el antiguo jesuita Derek Schell (consagrado obispo en el Palmar de Troya en 1976). Sin embargo, afirma que "no ha tenido nunca nada que ver con la secta del Palmar de Troya ni con otras".

El hoy arzobispo de Burgos Mario Iceta lo excomulgó en 2019 por incurrir en "delito de cisma", por celebrar sacramentos en la diócesis sin poder hacerlo y por haber sido ordenado por Monseñor Wiliamson, un prelado perteneciente a la corriente cismática de Marcel Lefebvre, excomulgado también por la Iglesia de Roma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento