Koldo García se niega a responder las preguntas del Senado y se dedica al contraataque: "Me han crucificado vivo"

Europa Press
Koldo García, exasesor del exministro de Transportes José Luis Ábalos.
Europa Press

El exasesor de José Luis Ábalos imputado por delitos de corrupción en la Audiencia Nacional, Koldo García, ha mantenido el silencio en casi todo momento. A lo largo de su comparecencia en la comisión de investigación del Senado, García apenas ha respondido alguna pregunta, y solo se ha prestado a hablar para declararse inocente y denunciar que los políticos y los medios le han "crucificado vivo". "¿Ustedes me van a preguntar también cuando me declaren inocente?", ha preguntado a la sala en un momento dado, con la conciencia tranquila y, según ha dicho, la convicción de haber obrado bien. 

Koldo García, que pasó de ser chofer de Ábalos a adquirir una posición importante en el Ministerio de Transportes, es el presunto responsable de una trama dedicada a conseguir tajadas en la venta de mascarillas a diferentes entidades públicas. Logró que la empresa Soluciones de Gestión firmase contratos por valor de más de 50 millones de euros. Él mismo incrementó su patrimonio "notablemente" entre 2020 y 2022, adquirió varios bienes inmuebles en el Levante español y utilizó a familiares para tratar de dificultar el rastreo de su dinero. 

Pese a que la Audiencia Nacional lo investiga por presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, cohecho y tráfico de influencias, García se ha mostrado casi ofendido por las preguntas de los senadores: "¿Saben que ya no puedo salir a la calle? Hay familia y hay amigos... Ustedes, sin tener conocimiento, ya me culpan, ya han hecho un dictamen. Quien tiene que dictar es la Justicia, no los medios ni ustedes".

La comparecencia de Koldo García en el Senado ha ocurrido dos meses después que el exasesor compareciera ante el juez instructor de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, que decidió dejarlo en libertad con algunas medidas cautelares. Pero lo cierto es que en ambas citas, García ha seguido los consejos de su abogado y ha optado por negarse a declarar en (casi) todo momento. En esta ocasión, ha pasado poco más de una hora en la comisión parlamentaria. 

"Por sentido común, tengo que esperar a que la Justicia resuelva. Lo que tengo que hacer es declarar ante su señoría", ha justificado pese a que se negó a hacerlo cuando tuvo la oportunidad. Solo en momentos puntuales el aizkolari ha sido incapaz de mantenerse en su propósito de guardar silencio y atender sin excepción las indicaciones de su abogado, Javier Pimentel.

El exasesor de Ábalos ha asegurado que no recuerda cuánto tiempo hace que entró en el PSOE y tampoco sabe si sigue siendo militante del partido, pero ha afirmado que volverá. Tampoco ha aclarado ninguna cuestión sobre sus presuntas actividades delictivas, las relaciones con José Luis Ábalos, Santos Cerdán o Pedro Sánchez, ni ha hablado de los demás comisionistas de la trama. Como ya adelantó que haría durante una entrevista con El Mundo, García no ha dicho palabra sobre el Delcygate

"Ya ha dicho que su conciencia está tranquila, ¿podría decirnos quién debería tenerla intranquila?", le ha preguntado el senador de Bildu Josu Estarrona. "Quizás ustedes", ha contestado García, que por otro lado ha defendido con uñas y dientes al equipo del Ministerio de Transportes de Ábalos. "Es injusto poner en duda su trabajo", ha replicado, "gente que lo dio todo en un momento complicadísimo"

Y al senador del PP Luis Santamaría, el más extenso en sus preguntas y acusaciones, le ha espetado que "cree el ladrón que todos son de su condición". "Cuando salga inocente, le doy mi palabra de honor de que verá cómo he trabajado toda mi vida y he hecho lo correcto". 

El popular, último en preguntar, ha puesto de relieve la elocuencia de "los silencios" de García. "Entrevista sí, responder ante la sede de la soberanía nacional, no", ha reprochado Santamaría. Según el senador, el PSOE está "aliviado" al saber que García se ha negado a declarar. "Por qué será", ha ironizado en un turno de preguntas, tan duro con García como con el PSOE y el Gobierno. 

El PP acusa a Marlaska de intentar frenar la declaración

En un momento particularmente tenso, Santamaría ha afirmado que "la Dirección General de Policía trató de impedir a la comisaría del Senado facilitar la dirección de Koldo García". La semana pasada, el Senado comunicó que había sido incapaz de localizar al imputado para llamarlo a comparecer este lunes. Horas más tarde de transcender esta información, la Cámara Alta confirmó que el exasesor ya había sido localizado e iría a la comisión. 

García ha apuntado, lo primero de todo, que "en ningún momento" ha querido esquivar la comparecencia. Según ha afirmado, acude al juzgado cada 15 días, como le mandó el juez Ismael Moreno, y es una persona "totalmente localizable". No obstante, el senador del Partido Popular ha ido un paso más allá, llegando a denunciar los "intentos" del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de "impedir la comparecencia del señor Koldo". 

Fuentes del Ministerio del Interior consultadas por este periódico subrayan que las acusaciones del PP son "falsas". "Se colaboró en todo momento con el Senado para facilitar la localización de Koldo García de cara a su comparecencia", zanjan desde Interior. 

Redactor '20minutos'

Redactor de Tribunales y actualidad política. Graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, en 20minutos desde 2022.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento