El presidente del CGPJ denuncia que "no hay precedentes" de una amnistía concedida a cambio de una "contraprestación onerosa"

Guilarte interviene en la entrega de los XVI premios anuales del Foro Justicia y Discapacidad
El presidente interino del CGPJ, en una imagen de archivo. 
AITOR MARTIN / EFE
Guilarte interviene en la entrega de los XVI premios anuales del Foro Justicia y Discapacidad

El presidente interino del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Vicente Guilarte, ha remitido un comunicado en el que justifica su voto en blanco al informe del Consejo sobre la amnistía y explica con detalle su postura frente a la medida de gracia. A lo largo de diez folios, el jurista incide especialmente en la anomalía que constituye una amnistía concedida a cambio de una "contraprestación onerosa", circunstancia que "no tiene precedentes ni en España ni en el resto de naciones que han acordado medidas similares". 

La amnistía, expone Guilarte, es en esencia "una medida gratuita" que "no puede arbitrarse a cambio de una contraprestación". Esto la "desvirtúa radicalmente", "desdibuja su esencial naturaleza como medida de gracia". Para explicar esto, el presidente del Consejo acude a una analogía: "Puede donarse gratuitamente un riñón pero no a cambio de precio de igual manera que no cabría indultar, menos aún amnistiar, a cambio de una contraprestación onerosa".

El jurista reivindica al comienzo del documento esta "óptica" en la que "apenas se ha incidido" en los informes jurídicos elaborados por el CGPJ. El hecho de que la amnistía no se otorgue "gratuitamente" sino que tenga "causa contractual" es "la primera e imprescindible reflexión" que ofrece el escrito de Guilarte. El presidente del órgano de gobierno de los jueces se muestra sorprendido por el "silencio de la faraónica exposición de motivos sobre el precedente contractual que sin duda causaliza decisivamente la proposición de ley".  

Al hilo, recuerda que la "finalidad" que recoge la exposición de motivos -el "interés general"- "nunca fue esbozada previamente en el programa electoral de su otorgante". El jurista mantiene que la causa descrita por la exposición de motivos para justificar la amnistía es "relativamente simulada", pero reconoce que esto "no debe suponer un disvalor". "La expresión de una causa falsa en los contratos no implica su nulidad si subyace otra verdadera y válida", indica el comunicado. 

En este punto, el presidente plantea la cuestión esencial en su escrito: ¿Resulta lícito conceder una amnistía a cambio de los votos necesarios para lograr la investidura del presidente del Gobierno? "Es en este punto donde debiera a mi juicio centrarse el debate", insiste Guilarte. Su respuesta: "La amnistía no puede ser sinalagmática moneda de cambio de la consecución de una mayoría parlamentaria para la investidura". Eso "implica convertir la medida de gracia, por definición unilateral y gratuita, en algo bilateral y oneroso". 

La referencia al 'lawfare' "no puede asumirse"

El último apartado del escrito que ha redactado Vicente Guilarte versa sobre las referencias al lawfare en el acuerdo suscrito por PSOE y Junts, pacto fundacional de la investidura. La actuación de los jueces que deban aplicar la ley de amnistía debe estar "necesariamente libre de toda coacción", comienza el jurista. Por ello, para hablar de la amnistía hay que hablar de esta otra "contraprestación" convenida por el PSOE en un acuerdo que "no puede asumirse desde una perspectiva de legalidad contractual ni tampoco constitucional". 

La posibilidad de investigar casos de lawfare en el Parlamento es "flagrantemente contraria al principio de autonomía e independencia judicial así como a la necesaria separación de poderes". Y a juicio de Vicente Guilarte, si estas citaciones a jueces se llevaran a cabo abocaría a la "nulidad radical" del pacto de investidura, inescindible de la ley de amnistía. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento