Un nuevo hospital de día infantil en Madrid refuerza la atención de trastornos mentales

La consejera de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Fátima Matute, en el nuevo hospital de día infantil.
La consejera de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Fátima Matute, en el nuevo hospital de día infantil.
COMUNIDAD DE MADRID
La consejera de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Fátima Matute, en el nuevo hospital de día infantil.

El número de solicitudes procedentes de Atención Primaria para atender casos de enfermedades mentales en menores ha aumentado desde la pandemia. Esto ha llevado a la Comunidad de Madrid a reforzar sus recursos con la apertura del nuevo Hospital de Día de Psiquiatría Infantil y Centro Educativo Terapéutico (CET). Este servicio permitirá a los niños y niñas compaginar su tratamiento con sus estudios.

"Esta medida supone un avance en el cuidado de la salud mental de los pacientes infantiles que no pueden asistir a sus centros escolares por tener que acudir a sus terapias", ha expresado la consejera de Sanidad, Fátima Matute, este martes durante la inauguración de las nuevas instalaciones. El centro, adscrito al Hospital Clínico San Carlos, se suma a los otros tres que ofrecen ya servicio, como Pradera de San Isidro (dependiente del Hospital 12 de Octubre) y Norte, ambos en Madrid capital, y José Germain, en Leganés.

La atención que se ofrece está destinada a pacientes de entre 6 y 12 años que tienen pautada una atención integral para trastornos generalizados y específicos del desarrollo, de la esfera psicótica o afectivos, de conducta u otros más graves como esquizofrenia. El hospital de día tiene 20 plazas para asistencia ambulatoria de lunes a viernes en horario de mañana. "La salud mental es una prioridad del Gobierno regional, como se ha puesto de manifiesto en los sucesivos planes por los que se han incrementado los recursos y profesionales dedicados a esta área", ha remarcado Matute.

En este dispositivo, que también integra recursos educativos, durante la primera mitad de la mañana los alumnos recibirán clase en las propias instalaciones, lo que facilita que tras la recuperación puedan recuperar la actividad en su entorno. La terapia está programada en la segunda mitad de esta jornada. La mayor parte de estas son grupales, pero también se desarrollarán tratamientos individuales y familiares.

Para diseñar las intervenciones se ha valorado los tramos de edad de 6 a 9 y de 10 a 12 años. Estas incluyen, por ejemplo, terapias de juego, tareas narrativas, otras dinámicas para facilitar el control de emocional y las habilidades comunicativas de los pequeños, y musicoterapia. Los niños son derivados a estas estancias derivadas desde los centros de salud y hospitales para recibir un tratamiento intensivo. Tras la estancia, que suele oscilar entre los seis y 12 meses, los niños deben volver a recibir los cuidados oportunos en sus puntos de atención habituales.

El equipo multidisciplinar está formado por Psiquiatría, Psicología Clínica, Enfermería especializada en Salud Mental y Terapia Ocupacional en el ámbito sanitario. Con la puesta en marcha de este nuevo dispositivo, son cerca de 700 los profesionales de Salud Mental que la Comunidad de Madrid ha incorporado a los distintos niveles asistenciales desde el año 2018, a través de los planes de Salud Mental y Adicciones.

De manera conjunta, la red asistencial de la Comunidad de Madrid dispone de otros recursos destinados a la atención mental de los adolescentes de 12 a 17 años. Estos últimos están ubicados en el Hospital de Getafe; el José Germain; el Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares; y, en la capital, en el Infanta Leonor, además de los antes mencionados Pradera de San Isidro y Norte. Además, el Hospital el Niño Jesús, Gregorio Marañón, Puerta de Hierro Majadahonda y 12 de Octubre. Asimismo, cuenta con específicos para púberes en La Paz, Getafe y Clínico San Carlos cuentan con unidades de hospitalización.

El proceso asistencial comienza con la evaluación del paciente, una vez es derivado desde el centro de salud mental. Así, se le realiza una exploración psicopatológica donde se define un plan individualizado de tratamiento, que será acordado con el menor y su familia, ya que la participación de los padres es fundamental en el proceso de curación. Posteriormente, se reevalúa el plan definido inicialmente para el enfermo y, una vez cumplidos los objetivos terapéuticos, se inicia una fase progresiva de reincorporación a su centro escolar, manteniéndose en todo momento la integración en su entorno familiar y social.

Redactor '20minutos'

Grado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Comunicación Política y Empresarial en la Universidad Camilo José Cela. Escribo sobre información local y los asuntos que ocurren en la Comunidad de Madrid, buscando la información de utilidad que afecta directamente a los madrileños en temas como la Sanidad, la Educación, los Asuntos Sociales o sobre los cambios que trae todo el proceso de digitalización.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento