150 años del nacimiento de Antonio Palacios, el arquitecto que diseñó los edificios más emblemáticos de Madrid

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista con un arquitecto que reivindica la figura de Antonio Palacios
Templete del metro de la Gran Vía que fue reconstruido recientemente y es obra de Antonio Palacios.
Jorge París
fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista con un arquitecto que reivindica la figura de Antonio Palacios

Las Navidades se marchan y no hay mejor símbolo que los operarios retirando las miles de luces que han colgado de las fachadas del centro de Madrid durante las últimas semanas. El jardín lumínico conformado por cientos de bombillas en forma de planta deja paso al tradicional paisaje arquitectónico de la Gran Vía de la capital.

Pocos de los miles de transeúntes que caminan por sus aceras diariamente saben que el característico estilo Escuela de Chicago de muchos de sus edificios provienen de la mente de un arquitecto del que este lunes se celebran 150 años de su nacimiento: Antonio Palacios.

"Yo lo empecé a conocer de una manera muy natural, como casi todo el mundo en Madrid, forma parte de casi todas las iconografías urbanas, tanto el Palacio de Correos, como el Círculo de Bellas Artes y el Instituto Cervantes forman un espacio muy reconocible típicamente madrileño", explica Álvaro Bonet, un arquitecto madrileño de 35 años que gestiona una cuenta de Instagram sobre Palacios y también es autor del libro Trazar la mirada, cuaderno de viaje de Antonio Palacios.

Una de las obras de este arquitecto gallego, cuyo trabajo se desarrolló fundamentalmente en el primer tercio del siglo pasado, fue recientemente recuperada. El templete que se erigía sobre la entrada de la antigua estación de metro de Gran Vía fue reedificado con las últimas reformas de la estación y vuelve a levantarse majestuosamente desde el pasado verano en el extremo de la calle Montera.

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista con un arquitecto que reivindica la figura de Antonio Palacios
Cúpula del Círculo de Bellas Artes, uno de los edificios diseñado por Antonio Palacios en Madrid.
Jorge París

Nacido en 1874 en Porriño, Pontevedra, Palacios se convirtió en un prolífico arquitecto en la capital española, hasta el punto de ganarse el apodo de 'constructor de Madrid'.

Su trabajo se concentró especialmente en la segunda y tercera década del siglo XX, cuando la anquilosada villa castellana se transformó definitivamente en una gran metrópoli europea.

Se le encargó el diseño de las primeras estaciones del recién creado metro -el único vestigio de esa época puede visitarse en la Estación Museo de Chamberí-, así como el de las cocheras de Cuatro Caminos (1918), recientemente demolidas, donde se ensamblaron los trenes que empezaron a dar servicio por los túneles del suburbano en 1919.

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista con un arquitecto que reivindica la figura de Antonio Palacios
Álvaro Bonet, con el Palacio de Correos de fondo, actual sede del Ayuntamiento de Madrid y también obra de Antonio Palacios.
Jorge París

En estrecha colaboración con el ingeniero Joaquín Otamendi, de su mano surgieron los diseños de algunos de los edificios más reconocibles de la ciudad, como el Palacio de Cibeles (1904), actual sede del Ayuntamiento, o el edificio de las Cariátides (1910), sede del Instituto Cervantes.

"Palacios es un señor que viene de Galicia, con lo cual lo que tiene metido en su cabeza son los gruesos muros de piedra, y llega a una ciudad donde eso no se estila, donde se ha construido mucho en ladrillo", explica Bonet. "Pero en Palacios tiene sin duda también mucha impronta la Escuela de Chicago", pionera en la construcción de rascacielos y precedente del Art Decó.

Algunos ejemplos de esta mezcla de estilos se pueden ver en el propio Círculo de Bellas artes, en la Casa Matesanz (1919) o el Hotel Tryp Cibeles (1921), ambos ubicados en la Gran Vía, o en su última obra madrileña, el Banco Mercantil e Industrial (1933), en la calle Alcalá.

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista con un arquitecto que reivindica la figura de Antonio Palacios
Casa Matesanz, característico edificio de la Gran Vía madrileña, obra de Antonio Palacios.
Jorge París

Pero para Bonet, Palacios fue, ante todo, un innovador tecnológico, a pesar de haber recibido en muchas ocasiones la crítica de no ser un hombre incorporado a las vanguardias de su época: "Palacios incorpora todas la innovaciones de su época a sus edificios, como la calefacción, la caldera o el ascensor, la modernidad sí estaba en la obra de Palacios".

Esa modernidad de la obra de Palacios se podía apreciar especialmente, según Bonet, en las cocheras de Cuatro Caminos. El derribo de este edificio estuvo rodeado de polémica, contando con una fuerte oposición de asociaciones vecinales y de defensa del patrimonio.

Finalmente el argumento inmobiliario se impuso al patrimonial y las cocheras, probablemente las instalaciones de metro más antiguas de Europa conservadas, fueron demolidas en junio del año pasado y el solar servirá para edificar viviendas.

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista con un arquitecto que reivindica la figura de Antonio Palacios
Edificio de viviendas donde se localizaba la casa de Antonio Palacios.
Jorge París

"Hablábamos de una pieza que era fundamental para Madrid que se ha perdido de la manera más absurda, porque el Ayuntamiento tenía la capacidad de haber buscado una alternativa, ha sido esa ignorancia un poco paleta que tenemos en este país, y no solo por un gobierno u otro sino también como sociedad porque somos incapaces de exigirle al gobierno de turno que se respete el patrimonio", declara Bonet.

Las cocheras de Cuatro Caminos son las últimas de la larga lista de edificios de Palacios que han sido derribados en la capital en las últimas décadas. El más célebre de todos los caídos fue el Hotel Florida (1924), ubicado en la plaza de Callao en el solar donde ahora se encuentra el edificio de El Corte Inglés. Este hotel, donde se alojaron los corresponsales internacionales durante el largo asedio de Madrid en la Guerra Civil, fue derribado en 1964.

Reconstruir para recuperar la memoria

A pesar de su extensa obra, Palacios sigue siendo un gran desconocido para el común de los mortales en Madrid y en el resto del país. Sin apenas reconocimiento en forma de monumentos o en el callejero -salvo un pequeño parque en el barrio de Canillejas-, la reconstrucción del templete de Palacios en la salida del metro de Gran Vía ha servido para que muchos madrileños hayan oído hablar de él por primera vez.

Unos meses antes de que el templete volviera a Gran Vía, se reinaguraba también el desaparecido tótem de Palacios que ahora vuelve a señalar la entrada a la boca de metro de Cuatro Caminos.

¿Tiene sentido rehacer obras desaparecidas de un arquitecto para tratar de recuperar su memoria? Para Bonet, la respuesta es inequívocamente afirmativa: "Reconstruir es volver a construir, pero realmente un arquitecto hace una traza y, si sigues el plano, es como la composición de una partitura. Si se hace bien, puedes volver a interpretar la arquitectura".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento