Miguel Sebastián
El ministro de Industria, Miguel Sebastián, durante su intervención en el pleno del Congreso. Gustavo Cuevas / EFE

El pleno del Congreso ha convalidado el Real Decreto ley por el que se regula la prestación del servicio de televisión digital terrestre de pago mediante acceso condicional. Por 183 votos a favor y 150 en contra, además de seis abstenciones, el Congreso ha dado su respaldo a dicha medida, que no cuenta con el respaldo unánime del sector audiovisual.

El Gobierno antepone el beneficio de los ciudadanos al de cualquier grupo o empresa

En el debate para defender esta medida, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha informado de que, según estimaciones de la propia industria, a finales de septiembre ya habrá 250.000 dispositivos en el mercado para la recepción de la TDT de Pago y "buena parte en industria de fabricación nacional".

Esta cifra contrasta con la de algunas voces críticas del sector audiovisual y de la oposición política, que criticaban la celeridad con la que se había aprobado dicha medida y la escasez de aparatos en el mercado para la recepción de la TDT de Pago.

Beneficio de los ciudadanos

Además el ministro ha señalado que el Gobierno antepone "el beneficio de los ciudadanos al de cualquier grupo o empresa", y que "antes con 12 euros sólo se podía ver un partido" y ahora, con la TDT de Pago, "con menos de 15 euros puedes ver ocho partidos".

Sebastián también ha puesto de manifiesto que a día de hoy desde el punto de vista de modalidad de emisión del servicio público de televisión existen diferencias entre los concesionarios que "no están justificadas", lo que "perjudica el interés general". Solo uno de las seis concesionarias de televisión, en referencia a Sogecable, puede antes de la aprobación de este Decreto Ley emitir en régimen de pago, ha indicado el ministro.

Oposición

Uno de los puntos calientes del debate se ha producido cuando, por parte del PP, Miguel Angel Cortés ha apuntado que "el desarrollo legal de la TDT de pago ha ido parejo a las maniobras para favorecer a los amigos y a los operadores privados para propiciar alianzas".

El objetivo de la legislación es que quede claro quién es el que manda

Desde CiU, Josep Sánchez Llibre, ha mostrado su respaldo a la TDT de pago aunque ha expresado su creencia en que el Gobierno "no ha estado acertado" en la forma de presentar el Real Decreto. "Hubiera podido plantear otro tipo de legislación al respecto, como incorporar este real decreto ley a la Ley General Audiovisual".

Por parte del Grupo Mixto Rosa Díez ha opinado que el objetivo de la legislación es que "quede claro quién es el que manda" y "hacer un regalo a los más amigos".

Por último el diputado de IU, Gaspar Llamazares, ha indicado en su intervención que el Gobierno lleva a cabo "una política mosaico" en lo relacionado con el sector audiovisual y que "no hay razón de urgencia" con la TDT de Pago.