El INE confirma que la inflación se redujo al 3,2% en noviembre y el encarecimiento de los alimentos se moderó hasta el 9%

Evolución de la inflación interanual de los productos alimentarios.
Evolución de la inflación interanual de los productos alimentarios.
Henar de Pedro
Evolución de la inflación interanual de los productos alimentarios.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado este jueves que la inflación se redujo al 3,2% interanual en noviembre, un dato tres décimas inferior al registrado en octubre. Este descenso ha sido posible gracias a la caída de los precios de los carburantes, los paquetes turísticos y a un mejor comportamiento en el precio de los alimentos, en especial en productos como el pan, la leche, los huevos o el queso.

La inflación de la cesta de la compra se situó en noviembre en el 9%, cinco décimas por debajo de los registros de octubre, pero todavía muy por encima de los valores habituales antes de que se iniciase la crisis de precios acentuada por la guerra en Ucrania. La resistencia de los precios de los alimentos es una de las principales razones que explican que la inflación subyacente se esté reduciendo más despacio. Si descontamos del índice general los precios de la energía y el de los alimentos no elaborados, la inflación se situó en el 4,5% en noviembre. Lejos todavía del objetivo del 2%.

El IPC se ha reducido en 47 de los 55 categorías de alimentos cuyo precio monitoriza el INE. Estamos hablando de que la inflación ha caído en el 87% de los alimentos, con bajadas especialmente destacadas en el aceite de oliva (siete puntos menos), la leche (seis puntos menos), o las legumbres (5,5 puntos menos).

Variación interanual de los precios de consumo en España hasta noviembre de 2023
Variación interanual de los precios de consumo en España hasta noviembre de 2023
Henar de Pedro

Sin embargo, la mayoría de los productos que se compran en el supermercado registra aún subidas de precios muy por encima de lo normal. El caso más notorio sigue siendo el del aceite de oliva, que en noviembre se pagaba todavía un 66,7% más caro que el año anterior. También destaca el alza de precios del arroz, un 17,1% más caro que a estas alturas del año pasado, o la de las legumbres y hortalizas (16,8%), productos de confitería (16,6%) o los zumos de fruta o vegetales (14,5%).

Aunque la inflación alimentaria se sigue reduciendo, lo está haciendo bastante más despacio de lo deseable. El mes pasado, solo había 14 categorías de alimentos con subidas de precios de menos del 5% y tan solo seis con alzas inferiores al 2% (el objetivo que persigue el Banco Central Europeo para la inflación general).

El lento descenso en la inflación de la cesta de la compra ha provocado que España se convirtiera en octubre en el tercer país de la UE con mayores subidas de precios en los alimentos el pasado octubre (último mes con datos disponibles a nivel europeo). Un dato llamativo si se tiene en cuenta que en junio, apenas cuatro meses antes, España era el quinto Estado de la UE con menor inflación alimentaria. Lo cierto es que, a diferencia del resto de países del club europeo, en España la inflación de los alimentos se estancó durante el verano en parte debido al brutal repunte del precio del aceite de oliva, pero también a otros factores más difíciles de cuantificar.

Evolución de la inflación interanual de los productos alimentarios.
Evolución de la inflación interanual de los productos alimentarios.
Henar de Pedro

Los elevados precios de los alimentos han llevado al Gobierno a prorrogar hasta junio de 2024 las rebajas al IVA a productos básicos como el pan, la harina, la leche, el queso, los huevos, el aceite o la pasta. Una medida que evitaría un nuevo repunte en la inflación alimentaria en enero, pero que tendrá un coste para las arcas públicas que puede rondar los 1.100 millones de euros.

Carburantes y electricidad

En lo que respecta a otros productos de peso importante en la cesta de consumo española, el precio de los carburantes se situaba en noviembre un 2,1% por debajo del del mismo mes del año pasado. El gasóleo se anotó un descenso del 5,7% en comparación con el año pasado, mientras que la gasolina registró una subida de precios del 2,7% interanual, lo que supone una importante bajada respecto al dato de otubre (8,6%). El precio de los carburantes está siendo más bajo incluso del esperado.

El precio de la electricidad, que en 2022 fue durante meses el principal quebradero de cabeza para los hogares españoles, se sitúa ahora un 13,6% por debajo de los niveles del año pasado a estas alturas. La factura de la luz encadena ya 14 meses con bajadas interanuales de precios. Sin embargo, en los últimos meses las tasas de bajada se han ido moderando a medida que van desapareciendo del cálculo los meses de 2022. 

El Gobierno tiene echado el ojo a este componente del IPC para decidir si prorroga o no alguna de las medidas de apoyo energético anticrisis que finalizarán el 31 de diciembre. La vicepresidenta cuarta, María Jesús Montero, deslizó el pasado martes que hay margen presupuestario para extender alguna de ellas, pero que esa decisión se tomará a finales de este mes cuando esté disponible toda la información sobre los precios.

Prorrogar el apoyo energético puede acarrear una reprimenda de Bruselas, que lleva meses reclamando a los Estados miembros de la UE que retiren este tipo de medidas sin demora. Sin embargo, países como Alemania -mucho más afectada por el impacto de la guerra en Ucrania- ya han anunciado que extenderán las rebajas fiscales al precio de la energía también a 2024 

Redactor '20minutos'

Redactor de Economía y Datos desde 2021. Graduado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. En 20minutos desde 2019. Antes pasé por la sección de Internacional del diario El Mundo. Adicto al Excel y a la web del INE. En lucha constante por acercar el obtuso lenguaje de la economía a la realidad de las personas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento