Podemos convoca a sus bases a debatir y votar su nueva hoja de ruta para rearmarse frente a Yolanda Díaz

Las números uno y dos de Podemos, Ione Belarra e Irene Montero, este sábado.
Las números uno y dos de Podemos, Ione Belarra e Irene Montero, este sábado.
EFE
Las números uno y dos de Podemos, Ione Belarra e Irene Montero, este sábado.

Podemos trata de robustecer su organización para evitar ser asfixiado por Yolanda Díaz. Este sábado, la formación morada anunció la convocatoria de un "proceso de reflexión y debate colectivos", en palabras de su líder, Ione Belarra, para reformular su hoja de ruta para los próximos años, una discusión que se extenderá durante el próximo mes y medio que terminará con la votación por parte de la militancia de un documento político y la celebración de un acto presencial con mesas de debate y un mitin el día 4 de noviembre.

El anuncio lo hizo la propia Belarra en un acto público convocado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid al que acudieron unas 500 personas, mientras otras tantas se quedaron en la calle. La secretaria general de Podemos estuvo acompañada de la número dos del partido, Irene Montero, y de otros siete dirigentes del partido que hicieron una reivindicación de las medidas puestas en marcha por Podemos durante la pasada legislatura en el Gobierno. No faltaron las referencias veladas a Sumar y a Díaz, y Montero, incluso, llegó a asegurar —sin mencionarla expresamente— que la vicepresidenta les ha obligado a aceptar "imposiciones que no se han hecho a ninguna otra fuerza política jamás".

Pero el anuncio principal, la convocatoria de la conferencia política, corrió a cargo de la líder. "Hace más o menos dos años y medio que celebramos la cuarta Asamblea Ciudadana y me elegisteis como secretaria general, y es justo reconocer que los objetivos con los que nos presentamos a esa Asamblea Ciudadana, proponer a Yolanda Díaz como candidata de nuestro espacio para ampliar el espacio electoral y competir por ser la fuerza mayoritaria del Gobierno, no se han cumplido", argumentó Belarra, que además denunció que, "en estos años, Podemos ha sido sometido a un proceso que no se puede llamar de unidad, injusto, que ha derivado en la pérdida de votos y escaños".

"Acuerdos en estas condiciones no se pueden volver a repetir", exigió. Y de ahí que la secretaria general considere necesario "pedir  a la militancia y los inscritos que fortalezcamos Podemos" a través de "un proceso de reflexión colectivo para debatir, enmendar y votar un documento político con el objetivo de fortalecer Podemos política y orgánicamente". "Si vosotros estáis dispuestos a pelear, nosotros también", prometió Belarra ante un auditorio entregado entre el que algunas voces llegaron incluso a gritar "Podemos sí, Yolanda no".

La conferencia política del partido morado tendrá lugar en cuatro fases diferentes que culminarán en un acto público el próximo 4 de noviembre, en el que habrá mesas de debate y un mitin para dar el pistoletazo de salida a la "nueva fase" que Belarra anunció que afronta Podemos. La formación elevará a sus círculos locales un primer documento político —que se publicará este sábado— para que los militantes lo debatan en sus asambleas. Posteriormente, tendrán lugar encuentros por todo el territorio con representantes de Podemos a nivel autonómico y nacional para recoger las aportaciones de los círculos, y después se celebrarán reuniones a nivel autonómico y se harán los cambios en el documento que la dirección considere. Será tras ese procedimiento cuando el texto final se someta a votación de las bases.

Cinco ejes para negociar con el PSOE

Además de la convocatoria de la conferencia política, el acto de este sábado también sirvió a Podemos para tratar de inyectar moral a sus bases y para plantear públicamente los que los morados quieren que sean los cinco ejes de la negociación con el PSOE para el próximo Gobierno. El partido asegura que tiene intención de negociar directamente con los socialistas, y Belarra pidió públicamente a Sánchez que se comprometa en el próximo programa de la coalición a "abaratar el coste de la vida" limitando precios, "avanzar en los objetivos de profundización democrática" derogando la ley mordaza, congelar los precios de todos los contratos de alquiler vigentes durante los próximos cuatro años y subir el salario mínimo a 1.500 euros al mes.

El quinto de los planteamientos de Podemos es el que los morados llevan repitiendo desde hace semanas: que Irene Montero siga siendo ministra de Igualdad en el próximo Ejecutivo. "Creo que sería la mejor contribución de Podemos al Gobierno", sostuvo Belarra, que insistió en que es "imprescindible" que Montero y su equipo se mantengan en sus puestos para "recuperar la centralidad del consentimiento en el Código Penal que se cargaron PSOE y PP". No obstante, en ningún momento Belarra puso en duda que Podemos fuera a votar en a favor de una investidura de Pedro Sánchez si estas condiciones no se cumplieran.

Redactor '20minutos'

Redactor de Nacional. Me hice mayor en Infolibre y llegué a 20minutos a finales de 2019. Sigo a Sumar y a Podemos y me paso la vida en el Congreso, donde también me encargo de la crónica parlamentaria. Cosecha de 1993.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento