Claves

Le sujetaron con bridas, le golpearon la cabeza, le enterraron vivo... todo lo que se sabe del 'caso Badoo'

Acusados del Caso Badoo.
Acusados del Caso Badoo.
Guillermo Mestre
Acusados del Caso Badoo.

34 años de prisión. Esta ha sido la condena que confirmó hace un par de días el Supremo para una pareja que torturó a un hombre después de contactar con él por Badoo

Los hechos tuvieron lugar el 6 de septiembre de 2019, cuando Hedangelin Candy Arrieta Landazábal, más conocida como Dulce Ángel, quedó con el informático José Antonio Delgado Fresnedo, un hombre residente en la localidad vasca de Getxo. Todo hacía presagiar un agradable encuentro. Sin embargo, la cita se tornó en una pesadilla cuando la víctima fue llevada a una nave industrial en Zaragoza, dónde fue torturado durante días, hasta que finalmente murió el 8 de septiembre de 2019.

Un suceso muy salvaje

José Antonio acudió a la cita con su supuesto ligue en el momento y lugar acordado con Dulce Ángel. Una vez se encontraron en la localidad aragonesa de Luceni, ambos acudieron en el coche de él hasta un polígono industrial situado en la localidad de Pedrola. Se trataba de un lugar apartado escogido para mantener una mayor intimidad. Un rato después, cuando ambos ya habían cogido confianza, se produjo un punto de inflexión. 

De repente apareció otro hombre, Mohammed Achraf, cómplice de la mujer. Así pues, ambos redujeron e inmovilizaron con bridas a José Antonio. Una vez indefenso, "los acusados se apoderaron de sus propiedades, le golpearon salvajemente y le intimidaron para conseguir las claves de las tarjetas bancarias", según apuntaba la sentencia del caso. 

Tras las primeras agresiones, la víctima estuvo retenida -sujeto con bridas- durante los días 6, 7 y 8 de septiembre. Durante este tiempo, el hombre recibió un trato muy violento por parte de ambos, que le propinaron diversos golpes en la cabeza y en el tórax con un objeto contundente, una serie de impactos "compatibles con una muerte lenta", según apuntó la sentencia del caso. 

El 8 de septiembre, la pareja decidió meter al hombre en el maletero del coche de Mohammed y lo llevaron "a una zona descampada". Una vez allí, ambos procedieron a cavar una fosa y después le desnudaron. Posteriormente este fue enterrado vivo en un "probable límite de agonía", falleciendo finalmente "en la fosa dónde había sido enterrado".

Según señala la sentencia, las pruebas apuntaban a que el cadáver presentaba polvo en la nariz, en la tráquea y el esófago, un indicio de que la víctima respiraba cuando fue enterrado, según los investigadores. 

Finalmente el cadáver de José Antonio fue encontrado por efectivos de la Guardia Civil el 27 de septiembre. El hallazgo se produjo "más de veinte días después de su desaparición, en estado de descomposición y con larvas, desnudo y con bridas". 

Un reguero de pistas

De acuerdo con el informe, los asesinos no fueron muy discretos y dejaron un reguero de pistas. Los condenados sacaron dinero "hasta en seis ocasiones", logrando obtener "la suma total de 1.800 euros", según detalla la sentencia. Asimismo, la pareja también decidió poner a la venta el vehículo del fallecido "en el portal Mil Anuncios de internet en el mismo día seis de septiembre de 2019". 

Así pues, al día siguiente -7 de septiembre-, el vehículo fue comprado por otro hombre por un precio de 21.000 euros, un importe reducido teniendo en cuenta el valor de "entre cincuenta y sesenta mil euros" que el coche tenía en aquel momento, según declaró el hijo del fallecido.

¿Quiénes forman la banda?​

De acuerdo con la sentencia judicial, Hendangelin Candy Arrieta -venezolana de 38 años-, y Mohammed Achraf -marroquí de 39 años- "mantenían una relación sentimental". Ambos residían de manera conjunta en una "vivienda habilitada" que se encontraba cerca del lugar dónde sucedieron los hechos, en el "polígono industrial la Ermita de Pedrola en Luceni (Zaragoza)". 

Asimismo, de acuerdo con otros casos anteriores de la pareja, estos contaron en otras ocasiones con la colaboración de un tercer individuo, José Antonio Meléndez

34 años de prisión

Como consecuencia de estos hechos, los dos acusados en cuestión han sido condenados por delitos de asesinato, detención ilegal, robo con violencia y estafa. En este caso, tanto Hedangeline como Mohammed han sido condenados por delito de asesinato a 25 años de prisión, 6 años por delito de robo con violencia y 3 años más por estafa, sumando un total de 34 años de condena. 

Asimismo, la sentencia establece a que ambos condenados deberán "indemnizar conjunta y solidariamente" con 185.618€ al hijo de José Antonio, 50.625€ a cada uno de los padres, 19.400€ a cada hermano, 1.800€ a los herederos de la víctima y 11.000€ al hombre que compró el coche robado. 

Redactor '20minutos'

Graduado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos en 2023. Me inicié en algunos medios universitarios escribiendo sobre eventos deportivos. Actualmente escribo en la sección de Última Hora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento