España crea 238.000 empleos en el mejor abril de la historia gracias al tirón del turismo y la hostelería en la Semana Santa

Afiliación al régimen general de la Seguridad Social en abril por sectores.
Afiliación al régimen general de la Seguridad Social en abril por sectores.
Afiliación al régimen general de la Seguridad Social en abril por sectores.

Abril fue un mes de récords para el empleo. Nunca antes en un cuarto mes del año España había ganado tantos cotizantes como en el último mes. Según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Inclusión, en abril se crearon cerca de 238.500 empleos gracias al tirón del turismo y la hostelería durante la Semana Santa. No solo creció la afiliación, sino que además el paro registrado cayó en abril en 73.890 personas respecto a los niveles de marzo hasta situarse en el volumen más bajo de desempleados para un cuarto mes del año desde 2008, según los datos difundidos por el Ministerio de Trabajo.

La Seguridad Social ganó en abril 238.436 afiliados hasta sumar un total de 20.614.989, la cifra más alta de la serie histórica. De hecho, el incremento en comparación con los datos de marzo es el mayor aumento de afiliados para un mes de abril y el segundo más alto de la serie histórica, solo por detrás de la subida de julio de 2005. En el último año, la Seguridad Social ha ganado 595.908 afiliados en valores medios, lo que supone un crecimiento interanual del 2,98%, una tasa superior al 2,73% de marzo.

Variación mensual del número de afiliados a la Seguridad Social en abril.
Variación mensual del número de afiliados a la Seguridad Social en abril.
Henar de Pedro

El ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, ha calificado el dato de afiliación de "extraordinario" y ha mostrado un optimismo compartido por la titular de Trabajo, Yolanda Díaz. "Crece el empleo, se reduce el paro y se consolida la contratación indefinida", ha valorado la vicepresidenta segunda del Gobierno vía Twitter, donde también ha reconocido que todavía queda mucho por hacer para reducir los niveles de desempleo. "No escatimaremos esfuerzos frente al desempleo y la precariedad, pero nuestro país está ya dando grandes pasos hacia un nuevo modelo laboral", ha señalado.

El fuerte incremento de la ocupación se ha debido al empuje del sector servicios. Este año la Semana Santa ha caído íntegramente en el mes de abril, lo que ha provocado que la hostelería haya sumado en el último mes 119.618 nuevos ocupados, siendo el sector que concentró el mayor repunte. Es decir, uno de cada dos nuevos afiliados en el mes de abril encontró empleo en hostelería. Le siguieron de lejos el comercio, las actividades administrativas y el transporte, que ganaron respectivamente 18.713, 11.808 y 10.450 cotizantes. Dentro del régimen genera, la afiliación a la Seguridad Social cayó únicamente en el sector educativo, con 1.083 ocupados menos que en marzo. 

Al mismo tiempo, el número de parados se redujo respecto al dato de marzo en 73.890 personas, de manera que el total de personas registradas en las oficinas del Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE) se situó en abril en 2.788.370 desempleados, por debajo de los 2,8 millones por primera vez en este mes desde 2008. "Es un dato que nos devuelve al escenario de bonanza previo a la crisis financiera, con los registros de paro más bajos de la serie histórica. Los aspectos tanto cuantitativos como cualitativos nos sitúan en un escenario para el empleo sólido fuertemente anclado a la estabilidad derivada de la reforma laboral", destaca el Ministerio de Trabajo.

Se trata del segundo mes consecutivo de bajada del paro, tras la caída de 48.755 personas en marzo. Sin embargo, el descenso es menos pronunciado que el registrado en el mismo mes de 2022, cuando el desempleo bajó en 86.260 personas. Y es que abril suele ser un buen mes para el empleo. En el conjunto de la serie histórica, desde 1996, el paro solo ha subido en abril en tres ocasiones. El desempleo acumula en el último año un descenso del 7,7%, lo que supone 234.133 parados menos.

El caída del paro se ha notado tanto entre la población masculina como entre la femenina. Respecto a los dato de marzo, el desempleo bajó en 38.756 mujeres, hasta un total de 1.679.567 -mínimo desde 2008-, y 35.134 hombres, hasta un total de 1.108.803 desempleados. Por su parte, el número de menores de 25 años en paro se redujo en 19.848 jóvenes y marcó un mínimo histórico con un total de 195.251 jóvenes parados.

El paro bajó en 73.890 personas en abril en comparación a los datos de marzo.

Al igual que ocurre con la afiliación, el sector en el que se registró el mayor descenso del paro fue el de los servicios, que perdió 52.216 parados gracias a las contrataciones de Semana Santa. Le siguieron el colectivo sin empleo anterior, la industria, la agricultura y la construcción con caídas respectivas de 7.973, 5.391, 4.296 y 4.014 desempleados menos que en marzo.

Por su parte, el número de autónomos creció en abril hasta los 3.335.194 afiliados, con un alza de 12.959 en el último mes. No obstante, desde ATA han advertido de que el aumento del último mes es el tercer peor dato de afiliación al Régimen de Autónomos (RETA) en un mes de abril de la última década. "Los datos reflejan luces y sombras en el mercado de trabajo con un incremento de la afiliación, pero hay que ser muy prudentes, porque prevemos que va a haber pérdida de autónomos este año", ha afirmado el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Temporalidad en mínimos

En cuanto a número de contratos firmados, en abril se registraron 1.157.316, un 20,2% menos que en el mismo mes de 2022, de los cuales el 45,84% fueron indefinidos. Dentro de ese total de 530.537 contratos indefinidos, 224.308 fueron a tiempo completo, 185.315 fijos-discontinuos y 120.914 a tiempo parcial. En paralelo, el porcentaje de afiliados a la Seguridad Social con contrato temporal se mantuvo en abril en un mínimo histórico del 14%, frente a la media del 30% de antes de la reforma laboral. En el caso de los menores de 30 años, la temporalidad se ha reducido 32 puntos, desde el 53% al 21%.

Según el Ministerio de Inclusión, los datos de abril reflejan de manera "patente" los efectos positivos de la reforma laboral en la estabilización del empleo y la mejora de su calidad desde su entrada en vigor hace 16 años. El departamento encabezado por Escrivá destaca que, de los 4,1 millones de afiliados que tenían un contrato temporal en el primer trimestre de 2022 y siguen en alta, el 53% han pasado a ser indefinidos, siendo la mayoría (1,8 millones) indefinidos ordinarios y 394.000 fijos-discontinuos. El comercio y reparación de vehículos es el sector donde más temporales han pasado a ser fijos, seguido por la hostelería, la construcción y la industria manufacturera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento