Los cinco okupas detenidos tras el desalojo del edificio en Majadahonda suman más de 100 antecedentes penales

Un okupa se asoma en el bloque de Majadahonda
Un okupa se asoma en el bloque de Majadahonda
EFE
Un okupa se asoma en el bloque de Majadahonda

Los delincuentes de origen magrebí que tenían okupado un edificio de reciente construcción en Majadahonda sumaban más de 100 antecedentes penales y condenas por delitos de robo con fuerza, lesiones y atentado a la autoridad, entre otras infracciones. 

Así consta en el auto por el que la jueza de Instrucción número 3 de Majadahonda ordenó el pasado 13 de abril el desalojo inmediato del inmueble ante el riesgo de incendio y las manifestaciones violentas de los okupas al lanzar en un intento fallido de desalojo muebles y pedradas desde la ventana a agentes de la Guardia Civil. 

El propietario del edificio de la calle Ciriaco García García número 6 contrató a Desokupa para ayudar a recuperar el inmueble en el que residían de forma ilegal al menos una veintena de magrebíes. 

Tras un primer intento frustrado, la empresa solicitó a los juzgados una medida cautelar de desalojo al incurrir los okupas en varios delitos tras los altercados que se produjeron el pasado miércoles.

Este domingo, un operativo formado por 150 agentes de la Guardia Civil y 30 efectivos de la Policía Local participaron en el desalojo del edificio de lujo okupado en la calle Ciriaco Gracía Gracía tras el intento fallido de la pasada semana. 

La operación se saldó con cinco detenidos por los altercados producidos el miércoles en cumplimiento del auto dictado por el Juzgado de Majadahonda por delitos de amenazas, lesiones y defraudación del fluido eléctrico. 

En el auto, la jueza apuntó que los moradores identificados son "personas con antecedentes penales, con conductas violentas y con tipos penales tales como robo con violencia, robo con fuerza, atentado, lesiones y defraudación". Entre todos los que okuparon este inmueble, sumaban más de 100 antecedentes penales, según ha informado El Mundo.

El pasado miércoles, un vigilante resultó herido con un corte en la mano en el transcurso de los incidentes que se produjeron en el rellano del inmueble, donde los okupas del bloque lanzaron pedradas a los agentes y a los miembros de Desokupa. Además, amenazaron a los efectivos con cuchillos de grandes dimensiones.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento