La nueva EBAU descontará 0,25 puntos por error ortográfico y la tilde será media falta, según las guías de corrección

Estudiantes realizan uno de los exámenes de la EBAU del curso académico 2021-2022, en el polideportivo de la UR, a 1 de junio de 2022, en Logroño, La Rioja (España).
Estudiantes realizan uno de los exámenes de la EBAU del curso académico 2021-2022.
Alberto Ruiz / Europa Press
Estudiantes realizan uno de los exámenes de la EBAU del curso académico 2021-2022, en el polideportivo de la UR, a 1 de junio de 2022, en Logroño, La Rioja (España).

La nueva Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) descontará 0,25 puntos por cada error ortográfico y las tildes contarán como media falta, según las guías de corrección de los exámenes piloto de la nueva prueba de acceso a la Universidad, publicadas por el Ministerio de Educación.

Así, en la guía correspondiente a la prueba de Lengua Castellana y Literatura, se indica que "la calificación de cada ejercicio será siempre 0, 0,25, 0,5, 0,75, 1, 1,25, 1,5, 1,75, 2, 2,25 o 2,5 puntos, hasta un total de 10 puntos" y se especifica que se descontarán 0,25 puntos por cada error ortográfico; las tildes serán consideradas como media falta, y todos los demás casos (mayúsculas, extranjerismos, signos de exclamación e interrogación) se computarán como una falta. Además, los errores repetidos solo descontarán una vez.

Asimismo, en la guía se propone que, cuando la respuesta del alumno sea mejorable o contenga errores, se califique con una puntuación de 0,25, por ejemplo, ante la pregunta de elaborar un texto expositivo-argumentativo, aunque la presentación no se ajuste "en absoluto al formato propuesto", tenga "una extensión inferior a la requerida", no se ajuste al tema o contenga "vocabulario inadecuado, insuficiente" y con "abundantes errores gramaticales".

En suma, la guía señala que "se tenderá a una valoración conjunta positiva siempre que el texto tenga unos mínimos de coherencia y cohesión, así como una cierta corrección expresiva". Por otro lado, en la guía para el examen de Matemáticas, se indica en una 'nota general' que "no se ha contemplado la calificación 0" pero que, "si la respuesta no cumple los requisitos propios del nivel 'Mejorable', o es una respuesta en blanco, la calificación en ese apartado será de 0 puntos".

Así, por ejemplo, sobre uno de los problemas planteados en la prueba piloto, que consiste en calcular el área de una estrella, la guía considera 'excelente' (el máximo: 1 punto) cuando "se plantea un procedimiento adecuado que se explicita y explica y se llega de forma correcta a la solución" (aunque se permite cierto grado de imprecisión por redondeos); 'alto' (0,75), cuando "se comete algún error de tipo aritmético o algebraico básico"; 'suficiente' (0,5) cuando "no se describe el procedimiento utilizado" y "la solución no es correcta"; y 'mejorable' (0,25) cuando "se evidencia un intento de resolución" pero "se cometen varios errores graves". En este examen se permite al alumno emplear "cualquier tipo de calculadora, siempre que no disponga de conexión a Internet ni posibilidad de transmisión de datos".

"Otro enfoque competencial"

También en el examen de Filosofía se propone a los examinadores que puntúen con 0,25 las respuestas de los alumnos aunque no sean del todo correctas. Por ejemplo, en un ejercicio en el que se pide al estudiante una reflexión a partir de un texto filosófico, se propone puntuar con 0,25 a aquellos alumnos que presentan "falta de coherencia argumentativa o no utilizan adecuadamente el vocabulario filosófico" o que no aportan "ejemplos pertinentes".

Estas guías de corrección se publican tres semanas después de que el Ministerio de Educación y Formación Profesional realizara una prueba piloto de la nueva EBAU, entre alumnos de 1º de Bachillerato de 50 centros de todas las comunidades autónomas españolas, Ceuta y Melilla, a excepción de Aragón y el País Vasco. En concreto, el ensayo tuvo lugar el pasado 14 de marzo.

Esta prueba piloto, según informó el Ministerio, está orientada a "armonizar las pruebas de acceso a la universidad, que se comenzarán a implantar en junio de 2024, con el carácter competencial del nuevo currículo". El Ministerio justificó la nueva prueba en base a que hay nuevas cuestiones de ordenación del Bachillerato y que hay unos currículos nuevos del Bachillerato, que tienen "otro enfoque competencial que implicará utilizar otras metodologías y otra forma de evaluar y, por tanto, debe haber coherencia entre lo que se enseña y lo que se evalúa".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento