El Gobierno subirá el salario mínimo a 1.080 euros al mes y se aplicará también en las nóminas de enero

El presidente, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en el Senado en la que ha anunciado la subida del SMI.
El presidente, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en el Senado en la que ha anunciado la subida del SMI.
CARLOS LUJÁN / EP
El presidente, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en el Senado en la que ha anunciado la subida del SMI.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece en el Senado.
Atlas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes en el Senado que el Ejecutivo subirá el salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 1.080 euros al mes en 14 pagas. Un alza del 8% que se sitúa en la parte más elevada de la horquilla que propusieron los expertos del Ministerio de Trabajo (entre 1.046 y 1.082 euros al mes). 

"Desde que estamos en el Ejecutivo somos el segundo país de la OCDE que ha subido más el SMI. Nuestra lucha por mejorar las condiciones de los trabajadores y lograr un reparto más justo acaba de empezar", ha señalado el presidente en su intervención ante los senadores. En concreto, desde 2018 el Ejecutivo ha elevado el SMI un 47%, pasando desde 736 a 1.080 euros al mes (401 euros más). 

Y tras el anuncio, Sánchez pasó a los reproches a algunas grandes empresas que incrementan sus beneficios, pagan dividendos millonarios, "pero no aumentan el salario a sus empleados". "Si una empresa gana 600 millones de euros, ¿por qué esa ganancia va a parar solo a manos de unos pocos?", ha preguntado el presidente.

Evolución del salario mínimo interprofesional en los últimos 43 años.
Evolución del salario mínimo interprofesional en los últimos 43 años.
Henar de Pedro

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, también se ha mostrado satisfecha con la subida. "Estoy muy contenta, no por el Gobierno, sino por los trabajadores. El Gobierno de España cumple uno de sus compromisos principales, que era alcanzar el 60% del salario medio en el SMI", ha señalado Díaz. La también ministra de Trabajo ha añadido que "el SMI es la herramienta más eficaz contra la pobreza salarial y la mejor para la igualdad retributiva entre hombres y mujeres".

El anuncio de Sánchez se ha producido poco después de que el equipo negociador de Trabajo y los sindicatos cerraran los últimos detalles de la subida en una reunión celebrada en la sede del ministerio este martes. La cifra final de 1.080 euros se ha pactado tras dos sesiones de negociación entre Trabajo, CCOO y UGT en las que la patronal ha rechazado participar tras considerar que no se daban las condiciones para ello. Se trata de la tercera subida consecutiva del SMI que se alcanza sin el visto bueno de los empresarios.

Según han informado los sindicatos, habrá que esperar al menos 14 días para que la subida del SMI pase por el Consejo de Ministros. Aunque, en todo caso, han recordado que la subida se aplicará de forma retroactiva en las nóminas de enero. En la reunión tampoco se ha discutido la posibilidad de que se produzca una nueva subida a mitad de año en función de cómo avance la inflación. Un extremo que Díaz planteó en diciembre y al que los sindicatos no se cierran si la inflación se demuestra más persistente de lo esperado.

Las dos centrales sindicales mayoritarias han celebrado la subida que, según sus cálculos, beneficiará a unos 2,5 millones de trabajadores (en torno al 14% de los asalariados del país). Especialmente a mujeres entre 16 y 34 años con contrato temporal y que trabajan en el sector agroalimentario o los servicios. Un incremento que consideran "absolutamente necesario" en un contexto en el que la economía se está ralentizando y las empresas aumentando sus beneficios.

Sin el apoyo de la patronal

La reunión se ha celebrado sin representantes de los empresarios, que comunicaron el lunes a última hora que no se personarían en el encuentro al considerar que "no se dan las condiciones". La patronal, que ya se ausentó de la reunión anterior celebrada en diciembre, señaló que está a la espera de conocer cuál es la propuesta del Gobierno. Los sindicatos han dirigido duros reproches a CEOE a la que han censurado su falta de corresponsabilidad en el diálogo social. 

Los de Antonio Garamendi defendían elevar el SMI hasta los 1.040 euros (un 4%), una cifra que queda por debajo del rango propuesto por los expertos de Trabajo y que, además, estaba supeditada a que el Gobierno cumpliera dos condiciones. En primer lugar, que se comprometa a reducir un 20% las cotizaciones por contingencias comunes en el sector agrario y a permitir que las empresas puedan repercutir el coste que le supondrían las subidas en sus contratos con la administración. Dos exigencias que no han llegado a estar sobre la mesa.

Fuertes subidas en Europa

España es el octavo país con el salario mínimo más elevado de la UE, a bastante distancia de vecinos como Alemania (1.703 euros en 14 pagas) o Francia (1.465 en 14 pagas). Tras la llegada de la pandemia, los Estados miembros han acometido subidas importantes del salario mínimo. Por ejemplo, en Alemania ha subido un 27% en comparación con el segundo semestre de 2019, igual que en Portugal. El Bélgica ha crecido un 23% en y en Francia lo ha hecho un 12,4%. En España, tras la última subida, el SMI ha crecido un 20% en comparación con 2019.

En todo caso, el Gobierno ha venido acometiendo subidas del SMI desde 2018: la más fuerte fue cuando pasó de los 736 euros en 14 pagas a 900 en 2019. Según datos de Eurostat, en los últimos cinco años solo Alemania y Lituania han subido más sus salarios mínimos en términos brutos (412 y 377 euros, frente a los 344 de España).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento