La apuesta de Ciudadanos para frenar el derrumbe: Guasp y Vázquez como líderes del partido y evitar al PP como "socio preferente"

A la izquierda, Adrián Vázquez, secretario general de CS, a la derecha, Patricia Guasp, portavoz política.
A la izquierda, Adrián Vázquez, secretario general de Cs, a la derecha, Patricia Guasp, portavoz.
Henar de Pedro
A la izquierda, Adrián Vázquez, secretario general de CS, a la derecha, Patricia Guasp, portavoz política.

La portavoz política de Ciudadanos Patricia Guasp y el secretario general Adrián Vázquez, que el jueves lograron la victoria en las primarias del partido, se enfrentan ahora a la tarea de salvar el pellejo en las autonómicas y municipales de mayo. Una prueba de fuego que marcará el rumbo del partido de cara a las generales de diciembre. La candidatura, forjada por la presidenta Inés Arrimadas, que ahora se limitará a mantener el papel de portavoz en  el Congreso, se enfrenta aun reto considerable. Los pronósticos son duros con la formación naranja, que podría quedar extinta al finalizar 2023. 

Ciudadanos lleva meses preparándose para el año de comicios, urdiendo estrategias y escuchando a sus afiliados. A los 7.642 que permanecen en el barco, aunque apenas la mitad de ellos participó en las primarias del partido. La nueva etapa no ha hecho más que comenzar y casi todas las preguntas carecen de respuesta, pero sin duda el cambio de liderazgo y la intención declarada de "ampliar el espectro ideológico" considerando pactos con el PSOE en los comicios territoriales son puntos clave en la estrategia de los naranjas. 

El "error" de Ciudadanos -en esto coinciden todas las partes de la formación dividida por las primarias- fue ser el socio débil del Partido Popular: cuando dos marcas coinciden en todos los aspectos, lo lógico es comprar la que ya conoces. El partido de centro liberal cree que debió considerar los pactos a ambos lados, y a pesar de que el rechazo a Sánchez es también motivo de consenso (Edmundo Bal lo tildó el jueves de el "peor presidente de la historia de la democracia"), las municipales y autonómicas pueden ser una gran oportunidad para firmar alianzas con el Partido Socialista. La nueva cúpula de la formación ha confirmado su intención de echar mano de esa oportunidad y tratar de cambiar así la percepción que los españoles tienen de Ciudadanos. 

Por lo demás, muchos de los cambios de rol en el partido están por confirmar. Se sabe que Inés Arrimadas seguirá siendo la portavoz en el Congreso de los Diputados. Bal ha rechazado repetidamente durante los últimos meses este planteamiento, acusando a la lista de Guasp y Vázquez de ser "continuista", "oficialista" y de frenar el cambio que pedían los afiliados. Pero la mayoría de ellos ha preferido el escenario propuesto por Guasp, que el viernes instó a Bal a "reconocer" y acatar la "victoria inapelable" de su candidatura. "Todos debemos escuchar lo que nos han dicho los afiliados", señaló Guasp tras conocer su victoria, lo que se entendió como una referencia directa a su adversario en las primarias. 

A pesar de que las declaraciones han sido cautas desde la nueva dirección, parecía tratar de sugerir que si se respeta el nuevo liderazgo, Bal tendrá algún papel en los tiempos venideros. A partir del lunes deberá confirmarse el futuro del hasta ahora portavoz adjunto de la formación en el Congreso y serán Guasp y Vázquez quienes decidan si permanece en este puesto o es relegado del mismo. En tal caso, podría ser sustituido por Guillermo Díaz que, junto con Arrimadas, es el único apoyo de la dirección en el Congreso. Los dos nuevos líderes de la formación seguirán ejerciendo sus cargos actuales, ella como portavoz de Ciudadanos en Baleares y él como eurodiputado desde Bruselas. 

Dos candidaturas jóvenes y poco conocidas

Hacía meses que el nombre de Adrián Vázquez sonaba en los pasillos de Alcalá 253 como opción a una candidatura de consenso en las primarias. Finalmente fue, junto a Guasp, el candidato de Arrimadas y adversario de Edmundo Bal. 

Vázquez es eurodiputado en el Parlamento Europeo por Ciudadanos, parte del grupo Renew Europe. Fue coordinador de la agenda internacional de Albert Rivera y lideró junto a Luis Garicano las negociaciones para la incorporación de Ciudadanos a la familia liberal europea. Vázquez contribuyó a la expulsión de Convergència del grupo liberal del Parlamento Europeo y preside a día de hoy la comisión de asuntos jurídicos de la cámara. Al puesto accedió en 2020, convirtiéndose en el eurodiputado más joven en presidir una comisión parlamentaria.

Patricia Guasp es licenciada en Derecho y está especializada en Derecho de la Unión Europea. Trabajó como asesora en el Parlamento Europeo y en 2019 concurrió a las autonómicas como número dos de la lista por Mallorca y conformó un grupo parlamentario de cinco diputados, el segundo más votado de la oposición. Accedió a la portavocía de las cortes baleares en sustitución de Marc Pérez-Ribas y ha contado desde entonces con el respaldo de Inés Arrimadas. 

El choque directo con Edmundo Bal durante la campaña (él la tildó de "títere" de Arrimadas y ella le reprochó su "falta de palabra") se ha disuelto ahora que se conoce la victoria de Guasp y Vázquez, que obtuvieron el 53% de los votos. Como nueva portavoz política de Ciudadanos, Patricia Guasp se ha mostrado cauta en lo referido a las relaciones internas de la formación, y no adelantará sus estrategias en este sentido hasta la próxima semana. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento