Claves

Cierre del espacio aéreo, miles de fieles en Roma, descenso a la cripta papal... Así será el funeral y entierro de Benedicto XVI

Capilla ardiente de Benedicto XVI en la basílica de San Pedro.
Capilla ardiente de Benedicto XVI en la basílica de San Pedro.
TWITTER/VaticanNews
Capilla ardiente de Benedicto XVI en la basílica de San Pedro.

Benedicto XVI murió este sábado 31 de diciembre a los 95 años. Será despedido por los fieles y por su sucesor, el papa Francisco, durante esta semana, con una capilla ardiente de tres días y un funeral solemne en la plaza de San Pedro.

Los restos mortales del papa emérito han permanecido en el monasterio Mater Ecclesiae desde el momento de su fallecimiento. Este lunes, el féretro del papa que rompió la tradición de 600 años de no renunciar al pontificado, ha sido trasladado a la basílica de San Pedro del Vaticano.

Roma se prepara para su despedida. Se espera que unas 35.000 personas acudan a velar los restos mortales de Joseph Ratzinger. Para el día del funeral, el jueves 5, habrá entre 50.000 y 60.000 personas, según el prefecto de Roma, Bruno Frattasi. "Dependerá de varias variables, entre ellas el tiempo, pero parece que será bueno", ha anticipado el funcionario. Más de mil agentes velarán por la seguridad.

Capilla ardiente

Dice la norma de la Iglesia católica que un papa debe ser enterrado, nunca antes de cuatro días ni más allá de seis días después del fallecimiento. El cuerpo de Benedicto XVI será velado desde la mañana de este lunes 2 de enero en la Basílica de San Pedro.

"A partir del lunes 2 de enero de 2023 por la mañana, el cuerpo del papa emérito estará en la Basílica de San Pedro para que los fieles puedan despedirse", ha explicado el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni.

En concreto, los restos del papa están ya en la sala Clementina de la Basílica de San Pedro. Se han colocado en un catafalco, en un féretro elevado, para así recibir el último adiós de los fieles.

La capilla ardiente estará abierta entre 10 y 12 horas para que los creyentes puedan despedirse de Benedicto XVI.

Según el tomo Ritual Romano, el rito litúrgico para el funeral de cualquier papa supone un luto oficial de nueve días. Sin embargo, sólo durará tres la capilla ardiente de Ratzinger.

Funeral

El funeral del papa emérito Benedicto XVI se llevará a cabo el 5 de enero, es decir al quinto día de su muerte. Será a las 09:30 horas, según ha confirmado la Oficina de Prensa de la Santa Sede. Por razones de seguridad, ese día se cerrará el espacio aéreo sobre la plaza de San Pedro.

Un papa enterrará a otro y a la muerte de Ratzinger no le sucederá un cónclave

La muerte de un papa emérito nos pondrá ante una escena nunca vista: será la primera vez que un pontífice oficie el funeral de otro emérito. Francisco I despedirá así a Benedicto XVI. Lo normal es que sea el cardenal decano del Colegio Cardenalicio quien presida las exequias.

Se trata por ello de una ceremonia inédita. Y es que Ratzinger fue el primer papa que renunció en siete siglos, cuando lo hizo, en 1294, Celestino V. Por ello, otra de las peculiariades del caso. A la muerte de un papa no le sucederá un cónclave: Benedicto XVI no deja ninguna sede vacante.

Será un funeral "solemne, pero sobrio", según han señalado fuentes vaticanas. Sólo asistirán oficialmente las delegaciones de Gobierno y Presidencia de Italia y Alemania, pero han sido invitados oficialmente a la misa del funeral los embajadores ante la Santa Sede.

Entierro

El cuerpo del papa emérito será inhumado el jueves en la cripta bajo la basílica de San Pedro, donde reposan otros muchos pontífices de la Iglesia católica. Medios italianos barajan la posibilidad de que los restos de Benedicto XVI ocupen la tumba de Juan Pablo II, su antecesor. El papa polaco fue trasladado en 2011 a la superficie de la basílica.

En mi lápida no habrá nada escrito. Solo mi nombre"

Será, otra vez, un acto sobrio. Así lo quiso el pontífice. "En mi lápida no habrá nada escrito. Solo mi nombre", explicó el propio Ratzinger en el libro-entrevista que le hizo en su día Peter Seewald.

El papa emérito será enterrado sin llevar el palio, que se colocará en el ataúd, como se hace con los obispos eméritos. En su lugar vestirá los paramentos pontificios: la mitra sobre su cabeza y la casulla o manto roja (color de luto papal) sobre la túnica blanca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento