¿Por qué adoptar un perro adulto? Una personalidad formada y una educación básica ya aprendida, entre las ventajas

Un perro en la protectora ANAA.
Un perro en la protectora ANAA.
Jorge París
Un perro en la protectora ANAA.

Aunque muchas veces nos dejamos llevar por el aspecto de peluche adorable que encontramos en los cachorros, a la hora de adoptar no debemos olvidarnos de todos esos cientos de perros adultos que viven en las perreras, refugios y protectoras, que también están esperando su hogar definitivo. ¿Sabías que adoptar un perro adulto tiene numerosas ventajas?

Aunque depende un poco del tamaño, podemos decir que un perro alcanza su edad adulta a partir del año y medio o los dos años. No obstante, cada peludo tiene su propio carácter, el cual se forma con las experiencias que haya tenido (esa "mochila" que lleva cada uno) y también se ve influenciado por la raza.

Un mito muy extendido es el que afirma que los perros adultos que hay en las perreras vienen de la calle y esto no tiene por qué ser así: puede venir de la calle o de una casa en la que no haya cuajado la relación.

"En ningún caso debemos pensar que es mejor o peor, al igual que tampoco podemos decir que un perro de refugio es peor que uno comprado", defiende Sonia Losada, profesora en activo del curso profesional de Educación canina y Adiestramiento de l’Escola d’oficis de Catalunya y conocida como Xila's Training.

Ventajas de adoptar un perro adulto

Un perro adulto quizás no nos parezca tan adorable como nos lo puede dar un cachorro pero nos puede aportar muchísimas cosas positivas y aumentar la posibilidad de que la adopción sea exitosa, formando parte de ese 90 por ciento de casos que destaca la Fundación Affinity en su estudio anual 'Él nunca lo haría' sobre el abandono y la adopción en España.

"Los perros adultos, por lo general, son más tranquilos ya que no están en una etapa infantil en la que solo quieren jugar o en la fase adolescente donde afloran las hormonas", expresa Losada. "Son como las personas que, con 30 años, pues ya nos serenamos".

Además, la educadora canina afirma que "criar bien a un cachorro es algo muy difícil" y que "la creencia de que cuánto más pequeño, más podremos moldearlo no suele terminar de esa forma, ya que, de manera inconsciente, acabamos provocando traumas en nuestros cachorros)".

Criar a un cachorro es algo muy difícil que puede terminar en causarle traumas de manera inconsciente

"Es más fácil adoptar un perro adulto que, tenga el problema que tenga, podremos trabajar con él, tratarlo ayudados de un educador canino y será un perro fantástico que no morderá nuestras manos, ni nos destrozará la casa, ni hará sus necesidades en casa, entre otras muchas conductas que podemos encontrarnos en cachorros", detalla.

Otro aspecto beneficioso de adoptar un adulto es que, lo que vemos, es lo que hay. "Ya vemos qué tamaño tiene, qué tipo de pelo... Físicamente sabemos que no va a cambiar más y no tenemos sorpresas de que se haga más grande de lo que esperábamos, por ejemplo", comenta Losada.

"La que a mí me parece una gran ventaja a la hora de adoptar un perro adulto es que, sobre todo en las protectoras, los voluntarios te cuentan sobre su personalidad, te hablan de sus manías, de sus gustos... Es importante conocer estas cosas", afirma la experta en conducta canina. "Es muy bonito tener esta información a nuestro alcance".

Una gran ventaja a la hora de adoptar un perro adulto es que puedes conocer su personalidad: sus manías, sus gustos...

En este sentido, la personalidad del perro es algo que, si optamos por un cachorro, no podemos conocer hasta que no pasen ese año y medio o dos años y, sin la ayuda de un profesional, puede que reforcemos comportamientos indeseados.

Y, por supuesto, todas estas ventajas aplican a perros adultos, no solo de dos años, si no también de cuatro, de siete y de diez, cuanto más mayor, más tranquilo será (en general) y más podremos conocer sobre su personalidad y sus experiencias de vida.

Ahora que sabes todo esto... ¿Te animarías a darle un hogar a un perro adulto?

Colaboradora '20minutos'

Soy Inés López García. Me formé en la Complutense con la intención de acabar informando sobre animales y medioambiente. Tuve mi primera oportunidad laboral en el medio local 'Madridiario'; luego entré en '20minutos', donde pude escribir sobre cine, series y videojuegos, mis tres hobbies. Me mudé a Londres para mejorar el inglés y escribir sobre el Brexit y el covid en la distancia. En la actualidad escribo sobre lo que siempre quise, animales, en la sección Animaleros de '20minutos'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento