El Congreso de EE UU aprueba una ley para proteger el matrimonio homosexual

Imagen del desfile del orgullo en Nueva York (Estados Unidos).
Imagen del desfile del orgullo en Nueva York (Estados Unidos).
Niyi Fote/TheNEWS2/ EP

La Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos ha aprobado este jueves el proyecto de ley para salvaguardar las uniones homosexuales, en una medida a la que solo resta la firma del presidente, Joe Biden, y marca una protección federal sin precedentes para el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La legislación, titulada Ley de Respeto al Matrimonio, ha sido aprobada con un destacado consenso entre ambos partidos, 258 a favor por 169 en contra, gracias a que los republicanos han conseguido una enmienda adicional que concede a las organizaciones religiosas cierto margen de maniobra en este sentido. Tras esta enmienda, 39 congresistas republicanos han prestado su voto.

Esta enmienda quita obligaciones a las organizaciones religiosas para proporcionar servicios que apoyen el matrimonio entre personas del mismo sexo y garantiza que el Gobierno federal no reconozca el matrimonio polígamo.

Cabe recordar, según 'The Hill', que la medida ya fue aprobada la semana pasada en el Senado por 61 votos a favor y por 36 en contra después de meses de negociaciones, con el respaldo de 12 senadores republicanos.

Solo falta la firma de Biden

Tras la aprobación del proyecto de ley en el Senado, Biden ha asegurado que lo ratificará "con orgullo y rapidez" para consagrar las protecciones federales para las parejas del mismo sexo y las parejas interraciales, ordenando a los estados que reconozcan los matrimonios independientemente del "sexo, la raza, la etnia o el origen nacional de esas personas".

Además, la medida deroga la Ley de Defensa del Matrimonio, una ley de 1996 que reconoce el matrimonio como "únicamente la unión legal entre un hombre y una mujer como marido y mujer", y se refiere a la palabra cónyuge como "una persona del sexo opuesto quién es esposo o esposa".

Un derecho blindado ante una "amenaza real y urgente"

El matrimonio homosexual es legal en Estados Unidos desde que en junio de 2015 el Tribunal Supremo declarara inconstitucionales las leyes que lo prohibían en algunos estados. Pero la movilización en torno a la defensa de esas uniones tomó impulso recientemente después de que el Supremo, controlado ahora por una mayoría conservadora, derogara en junio la sentencia "Roe contra Wade", que durante casi medio siglo protegió el acceso al aborto en el país.

Desde entonces, un gran número de activistas y políticos progresistas han advertido de la posibilidad de que la corte haga lo mismo con otros derechos, como las bodas entre personas del mismo sexo, devolviendo a los estados la potestad de fijar si lo permiten o no.

El proyecto de ley no establece el matrimonio gay como un derecho federal aplicable en todo el país, pero en caso de que el Supremo llegase a revocar su doctrina, sí impediría que los estados donde dejara de estar permitido discriminaran a aquellas parejas homosexuales casadas en otros.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, admitió este jueves que ese derecho fundamental está bajo "amenaza real, directa y urgente", y sostuvo que la aprobación de la normativa que lo protege es "un triunfo glorioso del amor, de la libertad y de la dignidad para todos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento