Apuñalan en la cárcel al asesino de Chris Hani, líder antiapartheid, a dos días de su puesta en libertad condicional

Un agente de la Policía sudafricana junto a su vehículo, en una imagen de archivo.
Un agente de la Policía sudafricana junto a su vehículo, en una imagen de archivo.
MANASH DAS / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

El polaco Janusz Walus, el hombre que asesinó en 1993 al activista antiapartheid y líder comunista sudafricano Chris Hani, fue este martes apuñalado en la cárcel a dos días de que su previsible puesta en libertad condicional, informó el Departamento de Servicios Penitenciarios de Sudáfrica (DCS).

"Se proporcionará un informe detallado del incidente en una etapa posterior, pero lo que se puede afirmar en este punto es que el recluso Walus está estable y los funcionarios de atención médica del DSC están brindando la atención necesaria", afirmó el departamento en un comunicado.

"Se alega que Walus fue apuñado por otro preso de la misma unidad de alojamiento", indicó el DCS, al calificar de "desafortunado" el suceso.

El Tribunal Constitucional de Sudáfrica había anulado la pasada semana la decisión del ministro de Justicia y Servicios Penitenciarios, Ronald Lamola, que denegaba la libertad condicional al asesino de Hani.

El presidente del Constitucional, Raymond Zondo, afirmó que "la decisión del ministro fue irracional, debe revisarse y debe anularse" y ordenó a Lamola que libere a Walus en un plazo de diez días.

Zondo argumentó que habían transcurrido más de quince años desde que el asesino se convirtió en elegible para otorgarle la libertad condicional y que éste se había disculpado con la familia de Hani en varias ocasiones.

Además, señaló que Walus había mantenido un historial limpio mientras cumplía más de 25 años de su cadena perpetua.

El juez también argumentó que era consciente de que, al asesinar a Hani, Walus trató de desbaratar la consecución de la democracia y estuvo a punto de sumir al país en una guerra civil.

Sin embargo, tuvo en cuenta que los redactores de la Constitución, aprobada años después, pretendían que todos disfrutaran de los derechos fundamentales, "incluidos aquellos que habían apoyado el (sistema de segregación racial del) apartheid con todo su corazón".

Limpho Hani, viuda del líder comunista asesinado, tildó la decisión del juez de "diabólica".

Hani, líder del Partido Comunista Sudafricano y del brazo armado del Congreso Nacional Africano (CNA), fue abatido en 1993 frente a su domicilio del este de Johannesburgo por el camionero polaco y militante anticomunista Janusz Walus, a quien se le revocó la nacionalidad sudafricana en 2017.

El autor intelectual del crimen fue el entonces parlamentario del Partido Conservador Clive Derby-Lewis, fallecido en 2016 por un cáncer.

Con su acción, Derby-Lewis y Walus pretendían desatar una guerra racial para descarrilar el proceso de transición democrática que culminó con el desmantelamiento del apartheid al celebrar Sudáfrica las primeras elecciones multirraciales de su historia en 1994.

Los dos fueron condenados a muerte, pero la sentencia se cambió por la de cadena perpetua después de que Sudáfrica aboliera la pena capital.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento