Mutua Madrileña reconoce que subirá "algo" el precio de sus seguros: "Intentaremos hacerlo lo mínimo posible"

El presidente de Grupo Mutua Madrileña, Ignacio Garralda.
El presidente de Grupo Mutua Madrileña, Ignacio Garralda.
MUTUA MADRILEÑA

El presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, ha afirmado este martes que su compañía quiere ser la "última" en subir las primas de los seguros, pero tendrá que aumentarlas "algo" para compensar el incremento "casi volcánico" de los costes, aunque intentará mantener las tarifas "en la medida de lo posible".

Así lo ha destacado durante su intervención en el XIII Encuentro Financiero organizado por Expansión y KPMG. Garralda ha señalado que la aseguradora va a continuar con su política de contención de precios, pero que el aumento de gastos y costes que está registrando está siendo "casi volcánico", incluyendo la subida del baremo de los daños personales, los costes de los talleres, o la presión de los gastos en el área de salud.

"Vamos a tratar de ser los últimos y los que menos vamos a incrementar. Intentaremos hacerlo lo mínimo posible", ha afirmado Garralda, quien ha defendido que su compañía tiene una clientela fiel. Solo abandona la aseguradora un 8% de clientes, mientras que la media del sector estaría en torno al 20%.

Sobre la aprobación del proyecto de ley para aprobar la Autoridad de Defensa del Cliente Financiero, que también incluirá a las aseguradoras, Garralda ha manifestado que se encuentra "bastante cómodo" con el estatus actual de tres supervisores verticales, Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), y que esta nueva autoridad abre un "mundo nuevo" a las aseguradoras, con recursos contencioso-administrativos, mientras anteriormente estaban solo afectados por recursos mercantiles, y con la tasa de 250 euros por reclamación admitida.

En cambio, se ha mostrado en contra del modelo "twin peaks" con dos supervisores transversales que se ocuparían por un lado de la solvencia y por el otro de la conducta de los intermediarios, la banca, bolsa y seguros, labores de los que se encargarían el Banco de España y la CNMV. Al respecto, ha afirmado que este modelo, que ha sido defendido por la banca, le gusta "menos" ya que impediría que el sector asegurador tuviese un tratamiento específico.

Además, ha manifestado su preferencia por que se refuerce "todavía más" la independencia de la CNMV sobre el Banco de España. Ha explicado que en el consejo de la CNMV se sientan tres personas con puestos en el Banco de España y cree que, en potenciales conflictos con bancos, prevalece el interés de los depositantes frente al mercado y accionistas, como fue en el caso de Banesto, Bankia y Banco Popular.

Así, Garralda ha considerado que bastaría con que fuese el secretario del Tesoro la persona que actuase como vaso comunicante entre los consejos de la CNMV y del Banco de España. 

Pensiones: aboga por tomar medidas cuanto antes

Con respecto a la propuesta del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, de ampliar el cálculo de la base reguladora de las pensiones a 30 años, Garralda ha sostenido que hay que "bajar la presión" a futuro y que cuanto antes se tomen medidas con respecto al sistema de pensiones, "mejor le dejaremos el mundo a nuestros hijos".

Sin embargo, ha considerado que "no fue una buena idea" dividir la discusión de cómo se iban a revalorizar las pensiones de quién iba a sufragarla. "Cuando negociamos cuánto hay que pagar, hay que negociar quién va a pagarlo", ha afirmado al respecto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento