No tires los posos de café: cinco trucos que cambiarán tu hogar

Lo normal es que los hoteles limpien de forma concienzuda la cafetera, pero los filtros, los posos y los residuos del café son un gran entorno para la propagación del moho.
No tires los posos de café. 
Pixabay/jarmoluk

El café es una de las bebidas más consumidas alrededor del mundo y las formas de prepararlo y beberlo son muy diversas, por lo que se suele adaptar al gusto de casi todo el mundo. 

Quienes opten por preparar el café directamente en casa, sin el uso de cápsulas, tienen que saber que su ingesta no es el único provecho que se le puede sacar al café, ya que hay varios trucos para dar un segundo uso a los posos que quedan tras su preparación.

Así, estas son algunas de las ideas para las que se pueden usar los posos de café, que deben dejarse sobre papel absorbente para secarlos y, después, se podrán usar para estas finalidades, evitando así tirarlos a la basura. 

Abonar las plantas

Quizás uno de los trucos más conocidos para poder usar los posos de café en casa es, precisamente, el de utilizarlo como fertilizante para las plantas. Las propiedades de café pasarán al sustrato y serán absorbidas por las plantas, consiguiendo así un abono natural. 

Exfoliante corporal

Igualmente, estas propiedades del café se pueden aprovechar para el cuidado personal. Así, los posos del café se pueden añadir al gel de baño, a alguna crema o a algún aceite natural, para después aplicarlo sobre la piel y eliminar las células muertas y limpiar en profundidad de manera natural, sin tener que comprar uno de los múltiples exfoliantes que se venden en el mercado. 

Limpiador natural

Los posos de café se pueden utilizar para limpiar diferentes superficies, ya que quedará un buen aroma y sus componentes ácidos ayudan a eliminar la suciedad. De hecho, también se puede usar como jabón lavavajillas o simplemente mezclarlo con agua y añadirlo en un paño o papel de cocina para limpiar la encimera, la mesa... 

Mascarilla o champú para el cabello

Otro de los usos de cuidado personal que se le puede dar a los posos del café es el que tiene que ver con el cabello. Mezclar los posos con el champú o con algún aceite hidratante es un buen consejo para añadir un extra de propiedades beneficiosas al champú o la mascarilla. Así, se consigue un pelo brillante y suave. 

Ambientador 

Por último, en lugar de comprar ambientadores en el mercado, se pueden añadir los posos de café en bolsitas de tela o en tarros para colocarlos después en los armarios, cajones o en el coche, de tal modo que su intenso y apreciado aroma sirva como ambientador natural. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento