El ministro de Exteriores bielorruso se reunió con un emisario del papa para hablar de paz en Ucrania el día antes de su misteriosa muerte

Ante Jozic, reunido con Vladimir Makei.
Ante Jozic, reunido con Vladimir Makei.
Ministerio de Asuntos Exteriores de Bielorrusia

La repentina y misteriosa muerte del ministro de Asuntos Exteriores de Bielorrusia, Vladimir Makei, este sábado, adquiere una dimensión diferente si se tiene en cuenta que este viernes, Makei tuvo una reunión con el nuncio del Vaticano, el cardenal Ante Jozic, en la que supuestamente habrían hablado de un proceso de paz en Ucrania.

Oficialmente, y según informó el propio ministerio, la charla se centreó "en el 30 aniversario de las relaciones diplomáticas entre la República de Bielorrusia y la Santa Sede, la interacción del Vaticano y Minsk, así como el estado actual de las cosas de la Iglesia Católica Romana en la República de Bielorrusia".

Pero pese a este informe, y tal y como informa el Daily Mail, ha habido fuertes rumores de que Jozic y Makei dialogaron sobre un posible plan secreto de paz en Ucrania, país en cuya guerra Bielorrusia está alineada con la invasora Rusia.

Makei había sido ministro de Relaciones Exteriores durante una década y debía recibir este domingo y el lunes al ministro de Relaciones Exteriores de Vladimir Putin, Sergei Lavrov, en Minsk.

La muerte del ministro, de 64 años, exmilitar soviético y que en el pasado había sido considerado como antirruso, ha sorprendido en su país y también fuera de sus fronteras.

El Gobierno ruso ha sido el primero en expresar sus condolencias por la muerte de Makei. "Estamos conmocionados por los informes sobre el fallecimiento del ministro de Exteriores de Bielorrusia", ha hecho saber la portavoz de Exteriores rusa, Maria Zajarova.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento