El misterio de la 'luz fantasma' que aparece por las noches en la famosa Ruta 66

Imagen de un tramo de la famosa Ruta 66, que forma parte de la red de carreteras federales originales de EE UU.
Imagen de un tramo de la famosa Ruta 66, que forma parte de la red de carreteras federales originales de EE UU.
WIKIPEDIA

La legendaria carretera de la Ruta 66 de EE UU encierra un enigma que sigue desconcertando a sus viajeros desde hace más de un siglo: se trata de una misteriosa esfera de luz flotante, bautizada con el nombre de 'Hornet Spook Light', de la que muy poco se conoce y mucho se ha especulado.

Las primeras informaciones documentadas en torno al avistamiento de esta luz fantasmal se remontan a finales del siglo XIX, en 1881, aunque no fue hasta 1946 cuando el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE UU estudió este fenómeno para tratar de dar respuestas, si bien solo llegaron a la conclusión de que era una "luz misteriosa de origen desconocido".

Aunque esta luz se ha asociado a la Ruta 66, este fenómeno paranormal puede verse por la noche desde una carretera rural apodada como el "paseo del Diablo", y que coincide con la famosa Ruta 66 a su paso por el extremo noreste del estado de Oklahoma.

Según explica la historiadora Cheryl Eichar Jett, autora de Ruta 66 en Kansas, "el trayecto de la carretera principal a través de (los pueblos de) Joplin, Galena, Baxter Springs y luego hacia el sur hasta Quapaw, coincide con la 'Hornet Spook Light' en las esquinas de Missouri, Kansas y Oklahoma, donde confluyen las fronteras de esos 3 estados. Y así, las leyendas de la espeluznante luz han quedado ligadas a la legendaria carretera", indica en declaraciones que recoge la BBC.

Algunas personas residentes de la zona han llegado a documentar cómo fueron sus encuentros con esta misteriosa luz, como es el caso de Vance Randolph, que en su libro Ozark: Magia y Folclore, de 1947, indicó que había contemplado este fenómeno "en tres ocasiones". 

Tal y como escribió, "primero apareció del tamaño de un huevo, pero varió hasta que a veces parecía tan grande como una bañera. Yo solo vi un único resplandor, pero otros testigos lo han visto dividido en 2, 3 o 4 luces más pequeñas. A mí me pareció una cosa amarillenta, pero otros testigos la describen como de color rojo, verde, azul o incluso púrpura", describió Randolph.

Dean 'Crazylegs' Walker, de Baxter Springs (Kansas), que trabaja como voluntario en el Centro de Visitantes de la Ruta 66, avistó por primera vez esa luz a los 8 años, ya que sus padres y su tío lo llevaban a menudo junto a sus primos para intentar contemplar este enigma en el llamado "paseo del Diablo".

"Una vez, ¡incluso pasó flotando por el parabrisas de nuestro automóvil! Mis primos y yo nos agachamos en el asiento trasero, escondiéndonos de la luz, hasta que ¡puf!, desapareció. Estábamos tan asustados que nadie dijo nada hasta que volvimos a casa", recuerda en declaraciones que recoge la BBC.

Los testimonios de los lugareños que presenciaron este fenómeno son similares, aunque ninguno coincide al señalar qué lo provoca. En su libro, Randolph apunta a las teorías que había en su época sobre esta luz misteriosa y que han contribuido a aumentar la leyenda: desde el fantasma de un jefe indio osage asesinado al "espíritu de una doncella quapaw que se ahogó en el río cuando su guerrero murió en la batalla".

Sin embargo, AB MacDonald, reportero del diario Kansas City Star planteó ya en 1936 una teoría más sencilla sobre la famosa 'Hornet Spook Light' y con la que muchos estudiosos han coincidido décadas después. Según MacDonald, esta misteriosa luz procedería en realidad de los faros de los coches que circulaban hacia el este por la cercana Ruta 66.

Lugareños como Grace Goodeagle, una anciana indígena quapaw, pone en duda esta versión y apunta, en todo caso, al gas que emiten los pantanos: "Nunca olvidaré la experiencia. La luz que vi rebotó y se acercó lentamente al camión de mi tío. Sencillamente, no parecían faros de automóvil desde la distancia en ningún caso".

Por su parte, Andrew George, profesor asociado de biología en la Universidad Estatal de Pittsburg (Kansas), descarta que las luces puedan venir de los gases de ningún pantano y apunta a la hipótesis de los faros de los coches y el efecto que producen en ese entorno como la teoría más plausible: "El aspecto y el movimiento inusuales de la luz son probablemente el resultado de los cambios en la densidad del aire sobre el río Spring y los bosques y campos circundantes. La luz se refracta al pasar por el aire más caliente y más frío", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento