A cuántos grados debo poner la nevera para ahorrar en la factura de la luz y que los alimentos no se estropeen

Acabar con los olores persistentes en la nevera es más fácil de lo que pensamos.
Alimentos en la nevera.
Freepik

El frigorífico es el electrodoméstico de la casa que más energía consume, sobre todo, porque tiene que estar encendido y trabajando las 24 horas del día con el objetivo de mantener en buen estado los alimentos de su interior. 

Sin embargo, en todas las neveras se puede encontrar una especie de termostato que permite regular la temperatura del interior. Así, conocer la temperatura máxima y mínima a la que se aconseja poner la nevera para, de este modo, ahorrar en la factura de la luz. 

¿A qué temperatura hay que poner la nevera?

En primer lugar, hay que saber que tener la temperatura muy baja es contraproducente. Además de gastar mucha más energía, se puede formar escarcha en el interior de la nevera, lo que origina malos olores, un sellado incorrecto de las puertas y una pérdida inútil de energía. 

Igualmente, tener la nevera a una alta temperatura, que no permita conservar los alimentos correctamente, sobre todo los productos frescos y aquellos ya cocinados, tampoco es nada recomendable, ya que estos pueden estropearse y acabar en la basura sin ser consumidos.

Sabiendo esto, hay que saber que la temperatura del interior del frigorífico puede oscilar entre los 3ºC y los 7ºC, tal y como recoge la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Entre estas temperaturas se pueden mantener los alimentos en buen estado y no gastar mucha energía. 

Si no sabes si optar por ponerla a 7ºC porque piensas que puede ser demasiado para los alimentos, ten en cuenta que a la hora de elegir la temperatura va a influir lo llena o vacía que esté la nevera, así como la cantidad de productos frescos que haya en el interior.

Otros consejos para ahorrar con la nevera

Uno de los consejos más importantes a la hora de conseguir ahorrar energía con el frigorífico es, básicamente, adquirir un modelo energéticamente eficiente. Esto es importante porque, aunque son más caros, a la larga salen más baratos porque recortan la factura de la luz.

Igualmente, es importante mantener la parte de atrás de la nevera en buen estado, libre de polvo y de suciedad, de tal modo que la ventilación trabaje correctamente y no se sobrecaliente, algo que también influye en el ahorro. 

Por último, hay que evitar que se produzca la ya mencionada escarcha, ya que solamente con 3 milímetros, aumenta el consumo de energía en un 30%. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento