Qué consume más: dejar la luz encendida un momento o apagar y encender el interruptor

El tramo valle es la tarifa más baja y recomendada para encender tus aparatos.
El tramo valle es la tarifa más baja y recomendada para encender tus aparatos.
Pixabay

Con los precios de la luz disparados desde hace meses, y ante el aumento del consumo de energía con la llegada del invierno, muchos consumidores tratan de adoptar nuevos hábitos para ahorrar en la factura mensual. Por ejemplo, controlar la temperatura, limitar el uso de determinados dispositivos o cambiar el sistema de iluminación por bombillas de bajo consumo son solo algunos de los trucos para reducir el gasto.

En este sentido, una de las grandes dudas sobre ahorro energético es saber si sale más rentable encender y apagar las luces, o bien, dejarla encendida si es solo un momento, como ir a otra habitación y volver. Todo dependerá del tiempo que se vaya a dejar encendida y del tipo de bombilla.

Fluorescentes: ¿qué opción se recomienda?

Desde hace varios años, las bombillas tradicionales incandescentes, prohibidas en Europa desde 2012, se han ido sustituyendo por otras como las fluorescentes compactas o las bombillas LED, que consumen menos energía y son más sostenibles con el medioambiente. 

En el caso de las fluorescentes, se aconseja dejarlas encendidas si el tiempo de espera es corto, según datos de un estudio elaborado por CIEMAT y la Universidad Politécnica de Madrid. Los expertos destacan en la investigación que "no es recomendable apagarla si se va a volver a encender antes de transcurridos cinco minutos, incluso añaden que el tiempo óptimo de apagado es de, al menos, tres cuartos de hora".

De tal manera que si la persona quiere reducir las emisiones de mercurio asociadas al uso de estas bombillas, "es recomendable que apague la luz al salir, si no prevé retornar a la habitación antes de 43 minutos". Asimismo, si quiere reducir el coste económico, resulta aconsejable apagar la luz "si no prevé retornar antes de siete minutos". 

¿Y si son luces LED?

En cualquier caso, "encender y apagar frecuentemente la lámpara ahorradora de energía en cada entrada y salida de una habitación no es recomendable, pues dispara tanto las emisiones como el coste económico".

¿Y qué debemos hacer si las bombillas son LED? "Cuanto más eficiente es la lámpara, menor es el pico de consumo registrado en el encendido", detallan en la compañía de luz EnergyGO. La diferencia es "imperceptible", aunque se recomienda no apagar y encender de manera constante para alargar la vida útil de la propia bombilla. 

Por tanto, si la bombilla es LED, apagar y encender apenas afecta al consumo energético, ya que son solo unos segundos. La principal recomendación de los expertos es evitar encender la luz cuando no se necesita. "Hacer una cosa u otra también influye en nuestra huella de carbono y, por supuesto, en la durabilidad de las propias bombillas", añaden. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento