Pequeños gestos que hacemos en casa y aumentan el gasto en la factura de la luz

Las claves del tope de gas en la factura de la luz
Las claves del tope de gas en la factura de la luz
Wochit

Ahorrar se ha vuelto un objetivo complicado para muchas familias, sobre todo, por el aumento generalizado de los precios, que incluye algunos gastos fijos del hogar, como puede ser el de la factura de la luz. 

Sin embargo, hay algunos gestos y costumbres en el día a día que pueden hacer que se incremente la factura de la luz, tanto en relación a la calefacción como a la hora de usar otros aparatos del hogar. 

Estos fallos aumentan la factura de luz

En primer lugar, si has notado que la calefacción está puesta varias horas y hay estancias que no consiguen la temperatura idónea, es posible que tengas un mal aislamiento en el hogar. Poner alfombras, cortinas térmicas o invertir dinero en ventanas y puertas nuevas es una forma de disminuir el consumo de calefacción y aire acondicionado en invierno y verano, respectivamente. 

Otro de los gestos que aumentan considerablemente la factura de la luz es estar encendiendo y apagando a cada rato el termostato. Lo mejor es programarlo durante varias horas y tratar de mantener una temperatura confortable. De nada sirve poner la calefacción 15 minutos a tope de potencia para después apagarla y volverla a encender, ya que el consumo será mayor y no se conseguirá el confort deseado. 

Por otro lado, hay habitaciones en la casa que casi no se utilizan. Estas también suelen tener radiadores que se encienden a la vez que el resto de los del hogar. Dejar estos radiadores encendidos aumentará el consumo y no servirá para nada, por lo que se puede optar por cerrarlos directamente y aislar la habitación del resto de la casa. 

Al igual que se cierran esos radiadores, lo mejor que se puede hacer por la noche es apagar el sistema de calefacción. A esas horas, la casa ya estará a la temperatura deseada y, además, estando abrigado con la ropa de cama no es necesario mantenerla encendida, un gesto que también aumenta el consumo considerablemente. 

La calefacción se apaga, pero también se deben dejar apagados todos los aparatos electrónicos, incluidas las regletas. Conviene igualmente desenchufar los cables y no dejar ningún dispositivo en stand-by, algo que también gasta energía durante toda la noche. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento