Detienen a un padre por obligar a su hija de 11 años a masturbarle y realizarle una felación a cambio de comprarle un videojuego

Un agente de la Guardia Civil, en una imagen de archivo.
Un agente de la Guardia Civil, en una imagen de archivo.
GUARDIA CIVIL / EUROPA PRESS

La Guardia Civil ha detenido en Torrevieja, Alicante, a un hombre de 43 años que se entregó en dependencias del instituto armado en las que confesó haber agredido sexualmente a su hija de 11 años en el domicilio familiar el pasado viernes. Según la denuncia de la madre, citada en diferentes medios de comunicación, el hombre presuntamente habría obligado a la menor a masturbarle y a realizarle una felación a cambio de pagarle un videojuego.

La madre se encontraba fuera de casa cuando sucedieron los hechos. La niña estaba jugando un videojuego online y para continuar la partida debía pagar una cantidad de dinero. Por este motivo, le preguntó a su padre si podía pagárselo. El hombre le dijo que sí, pero a cambio debía masturbarle y hacerle la felación. Cuando la madre volvió su hija le contó lo que había pasado y puso la denuncia en la Guardia Civil, según informaron varios medios de comunicación.

El hombre se presentó a las 05.20 horas de la madrugada de este lunes de forma voluntaria en el cuartel de Torrevieja, donde relató los hechos, que ocurrieron el viernes anterior. Inmediatamente, el equipo de Policía Judicial se desplazó al domicilio para comprobar el estado de salud de la menor y familiares, e iniciar las averiguaciones para comprobar la veracidad de lo declarado por el presunto autor.

Tras explorar a la menor y recabar las pruebas necesarias para la inculpación del presunto responsable, el padre fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción 4 de Torrevieja, en funciones de guardia, este martes.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, el juez de guardia acordó la libertad provisional del detenido con la obligación de comparecencia en sede judicial cada 15 días; prohibición de salida del territorio nacional y retirada del pasaporte y orden de alejamiento a menos de 300 metros de la víctima y de otra hija menor de edad.

Además, ha acordado la suspensión de cualquier régimen de visitas y del ejercicio del derecho a la guardia y custodia tanto de la víctima como de la otra niña; pensión de alimentos a favor de sus dos hijas y lanzamiento de la vivienda familiar.

No hay riesgo de fuga

El magistrado ha denegado el ingreso en prisión provisional del detenido al entender que no concurre riesgo de fuga, ya que tiene arraigo laboral, personal y familiar, ni riesgo de reiteración delictiva.

El juez considera que las medidas cautelares impuestas "garantizan que no se va a sustraer a la acción de la Justicia y otorgan protección a la víctima mientras dure la instrucción del procedimiento", según el TSJCV.

Del mismo modo, el titular del juzgado ha tenido también en cuenta para dictar el auto de libertad provisional la actitud de colaboración con la Justicia mostrada por el investigado, que se entregó voluntariamente a la Guardia Civil y reconoció los hechos. Cabe destacar que este presunto delito de agresión sexual podría suponer una pena de nueve a doce años de prisión, debido a las nuevas modificaciones del Código Penal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento