Un hombre muere en Florida al tratar de vaciar su piscina bajo el huracán Ian

Una persona mira un área inundada después de que el huracán Ian arrasara el Centennial Park en Fort Myers.
Una persona mira un área inundada después de que el huracán Ian arrasara el Centennial Park en Fort Myers.
EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

Un hombre de 72 años ha fallecido en la madrugada de este jueves después de que, en medio del paso del huracán Ian, saliera a vaciar su piscina al encontrarse ésta rebosando por las fuertes lluvias, según han informado las autoridades del condado Volusia, en la costa este de Florida.

Según la oficina del alguacil de ese condado, los agentes acudieron a la 1:00 hora local (5:00 hora española) a una casa desde la que una mujer había llamado para avisar que su esposo había salido al exterior y no había vuelto. Al llegar, los policías hallaron al hombre inconsciente dentro de un canal situado detrás de su casa.

Tras sacarlo del agua le practicaron las maniobras de reanimación, pero no dieron resultado. Aparentemente, el hombre estaba tratando de evacuar el agua rebosante de su piscina con una manguera en medio de la lluvia y el viento, cuando se resbaló y cayó al canal.

Al menos dos muertos tras el paso del huracán Ian

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, ha indicado en una rueda de prenda que, por ahora, hay constancia de dos muertes tras el paso de Ian. Sin embargo, aún se investiga si están directamente vinculadas al ciclón, que tocó tierra en Cayo Costa (suroeste de Florida) con vientos de 240 km/h este miércoles.

Por su parte, el alguacil del condado Lee, Carmine Mancelo, había declarado de forma previa que las "fatalidades" se contaban por cientos y que había miles de personas en zonas inundadas esperando ser rescatadas en su jurisdicción.

El hombre fallecido en Deltona, en el condado Volusia, puede ser una de las dos víctimas mencionadas por DeSantis, quien además ha señalado que el impacto de Ian en el suroeste del estado ha sido "histórico", al igual que los daños causados, por lo que se va a tardar bastante tiempo en contabilizarlos.

Ian, el potente huracán que ha causado esta semana destrucción en Cuba y el suroeste de Florida, perdió fuerza la noche de este miércoles en su tránsito por el centro del estado sureño de EE UU. Ahora se trata de una tormenta tropical, aunque todavía es capaz de hacer daño con "catastróficas inundaciones" y vientos racheados.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) ha anunciado este jueves que el presidente Biden ha autorizado la entrega de fondos federales para los damnificados de Ian en los condados Charlotte, Collier, DeSoto, Hardee, Hillsborough, Lee, Manatee, Pinellas y Sarasota (costa oeste de Florida).

Esta asistencia puede incluir subvenciones para cubrir costos de vivienda provisional y reparaciones a la vivienda, préstamos a bajo interés para cubrir pérdidas no compensadas por un seguro y otros programas para ayudar a los individuos y propietarios de negocios a recuperarse de los efectos causados por el desastre. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento