La Fiscalía pide cinco años de prisión para un policía por poner multas de tráfico falsas a su expareja para "atemorizarla"

Agente de la Policía Local de Granada en una imagen de archivo.
Agente de la Policía Local de Granada en una imagen de archivo.
POLICÍA LOCAL/ARCHIVO

La Fiscalía ha solicitado una pena de cinco años de prisión para un agente de la Policía Local de Albolote, Granada, acusado de "amedrentar" y "atemorizar" a la que fuera su pareja sentimental con varias multas de tráfico falsas por infracciones que la mujer supuestamente no pudo cometer por encontrarse en otro lugar.

Este agente se sentará en el banquillo de los acusados el próximo octubre en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada acusado de un delito continuado de falsedad en documento público cometido por funcionario público. Además de la pena de prisión, la Fiscalía solicita que sea inhabilitado durante cinco años para ejercer cualquier empleo o cargo público y que se le imponga una multa de 5.100 euros, según consta en el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Público.

Los hechos se remontan al 13 de marzo de 2021, cuando según el relato del fiscal, el acusado se valió de su condición de agente de la autoridad para extender tres multas de tráfico al vehículo de la que tiempo atrás fue su pareja "a sabiendas de su falsedad" y con el "evidente" propósito de "amedrentar y atemorizar" a la mujer.

Concretamente, se le acusa de simular tres infracciones viales alrededor de las 11.21 horas de ese día en la confluencia de dos calles de Albolote --Ángel Ganivet con Avenida Lucido-- donde había instalado un mercadillo.

El acusado expuso que la primera multa, que ascendía a 200 euros y suponía la pérdida de cuatro puntos del carné, fue "por no haber presuntamente respetado la prioridad de paso de peatones con riesgo para éstos". La segunda lo fue "por no utilizar supuestamente la conductora el cinturón de seguridad o sistema de retención homologado correctamente abrochado", por importe de otros 200 euros y la pérdida de tres puntos.

El agente extendió una tercera multa a su expareja "de forma mendaz" presumiblemente por "conducir manualmente con el teléfono móvil o cualquier otro dispositivo incompatible con la obligatoria atención permanente a la conducción", lo que conllevaba la imposición de una sanción de 200 euros y la detracción de tres puntos del carné de conducir.

La Fiscalía sostiene sin embargo que estas infracciones denunciadas por este agente de Albolote "no habían sido cometidas" ni por su expareja "ni por nadie" y que ella en esa fecha y a esa hora estaba en el interior de un gimnasio situado en el Polígono Juncaril de Albolote. Precisa el fiscal que la mujer accedió a estas instalaciones deportivas sobre las 11.12 horas de ese 13 de marzo y salió a las 12.36, cuando las multas fueran situadas sobre las 11.20 horas de aquella mañana.

"Es más, el gimnasio dista 1.400 metros en coche y a unos cinco minutos de recorrido en coche de las dependencias de la Jefatura de la Policía Local de Albolote, lugar desde el que el acusado confeccionó 'ad hoc' las indicadas multas contra su expareja sentimental y lugar al que el acusado accedió a las 10.46 horas permaneciendo allí hasta las 11.28 horas, no habiendo podido haberlas presenciado por no haber existido", reseña el fiscal en su escrito de conclusiones provisionales. El juicio está previsto que se celebre el próximo 20 de octubre a las 9.30 horas en la Audiencia de Granada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento