La carta de dimisión de José Manuel Pérez Tornero: "Ya no se dan las condiciones para una mayoría plural, estable y coherente"

El presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero.
El presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero.
RTVE

José Manuel Pérez Tornero ha dimitido este lunes como presidente de RTVE. El periodista ha comunicado su decisión a través de una carta solo dieciocho meses después de que PSOE, PP, Unidas Podemos y PNV se pusieran de acuerdo sobre los consejeros del Consejo de Administración. Fiel defensor de la televisión pública, encaró el puesto con la promesa de modernizarla, pero sus fines no se han cumplido como este esperaba.

"Los objetivos eran muy explícitos. Gestionar con un consenso amplio, sin partidismos; con profesionalidad e independencia; afianzar el pluralismo interno y dejar atrás la fragmentación corporativa. Pero, sobre todo, se trataba de hacer que RTVE contribuyese a crear una esfera pública sosegada, dialogante y sin polarización. Lo importante, pues, era lograr que RTVE acompañara la transformación del país, la profundización de la democracia, el avance de la ciencia, de la cultura y del bienestar social", rezan las primeras líneas del comunicado.

Tornero reconoce que estos objetivos eran complejos y que se enfrentaba a un proceso "de largo recorrido" que requería "una paciencia que muchos no tendrían". "Pero, pese a estos inconvenientes, siempre me dio fuerza y paz interior el saber que, por un lado, tanto mi equipo como yo mismo pondríamos lo mejor de nosotros para cumplir la misión", dice. 

"Y, por otro, que en el mismo instante en que yo tuviese indicios de que el proyecto que me habían encargado las Cortes no era viable, lo reconocía públicamente -sin dudarlo un segundo- y nunca me aferraría a la presidencia. Pues bien, ese momento ha llegado. Es ahora. Creo, honesta y humildemente, que hemos avanzado mucho en estos pocos meses y que se han sentado las bases de la transformación. Pero, al mismo tiempo, he de reconocer que, tomando en cuenta muchos factores, ya no se dan las circunstancias para sostener la viabilidad de mi proyecto", añade.

"He de reconocer que, tomando en cuenta muchos factores, ya no se dan las circunstancias para sostener la viabilidad de mi proyecto"

A pesar de ello, Tornero subraya que se han alcanzado "algunos objetivos nada desdeñables": "Hemos contribuido al diálogo sereno, respetuoso e informado; a hacer avanzar un periodismo de calidad propio de RTVE, introduciendo más contextualización y análisis; y hemos ampliado nuestro compromiso con la programación relacionada con ciencia, la cultura, el cine español, las artes creativas y el deporte". 

Además, afirma que durante su mandato "se ha mejorado la salud financiera y productiva, en el saneamiento económico" y se ha progresado "en la descentralización de la actividad, proyectando dos nuevos centros de producción en Andalucía y Valencia". "Hemos estabilizado la plantilla con el próximo lanzamiento de una oferta pública de empleo de casi 2.000 puestos; y hemos sido capaces de movilizar más de 120 millones de euros de los fondos de recuperación para desarrollar nuestra tecnología, formación audiovisual y promover la alfabetización digital", destaca. 

Entre el resto de objetivos cumplidos, el periodista menciona también el aumento de la proyección internacional, la entrada en el comité ejecutivo de la Unión Europea de Radiotelevisión, la participación de la audiencia "a través de la gran consulta" y avances en los planes de igualdad y sostenibilidad. "Hemos avanzado considerablemente", opina, lamentando que, pese a ello, "ya no se dan las circunstancias para seguir avanzando".

"Hemos avanzado considerablemente"

"He constatado que, dentro del máximo órgano de administración de RTVE -y pese a los esfuerzos ímprobos realizados por algunos de sus componentes- ya no se dan las condiciones mínimas para el consenso transversal, ni para la conformación de una mayoría plural, estable y coherente; y, en muchas ocasiones, ni tan solo el clima propicio al diálogo que necesitamos para culminar el proyecto. Lo cual dificulta mucho la gobernabilidad de la empresa, e impide llevar a cabo la transformación con la que todos nos habíamos comprometido", reconoce.

El que fuera el presidente de RTVE afirma que buscaba "sumar y construir", y que se va "con la conciencia tranquila". Volverá a la universidad "con la satisfacción de haber hecho todo lo posible por contribuir a edificar una radiotelevisión pública, plural e independiente, a la altura de las exigencias" del contexto actual.

"Me voy con la satisfacción de haber hecho todo lo posible por contribuir a edificar una radiotelevisión pública, plural e independiente, a la altura de las exigencias"

"Finalmente, quiero manifestar que mantengo intacto mi compromiso con el servicio público de radiotelevisión, y la convicción de que sigue siendo esencial para nuestras democracias. También conservo muy viva la esperanza de que, entre todos, con perseverancia y constancia, siempre será posible alcanzar nuestros ideales", sentencia Tornero.

La dimisión llega en un momento de un notable descontento del Gobierno central. PSOE y Unidas Podemos aceptaron el pacto respecto al Consejo de Administración de RTVE dentro de un acuerdo conjunto con el PP, en el que se debía acordar también los nombramientos del Poder Judicial. Sin embargo, solo se cumplió la parte del acuerdo vinculada a RTVE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento