Mafiosos, fundamentalistas islámicos, la China comunista o la Rusia de Putin: los poderes que amenazan a los 'otros Rushdie'

Imagenn de Salman Rushdie e insertada, la imagen de Hadi Matar.
Imagenn de Salman Rushdie e insertada, la imagen de Hadi Matar.
EFE

Salman Rushdie llevaba décadas recibiendo amenazas de muerte por parte de Irán. Al régimen iraní, el de Homeini y el de ahora, la ironía y el humor de su novela Los versos satánicos, publicada en 1988, le parecen blasfemos. En su día emitieron un decreto para pedir la muerte del escritor. El resto es historia.

Saviano: "Frente al fanatismo islámico, Salman Rushdie eligió la vida y la libertad" 

Hasta el suceso del pasado viernes, cuando Rushdie sufrió un ataque durante un acto público cerca de Nueva York. Por fortuna, Hadi Matar, el joven autor del ataque, no ha logrado su objetivo. Al escritor le espera una larga recuperación y una vida distinta, pero ha salvado la vida.

Desgraciadamente, el caso de Salman Rushdie no es único. Los artistas e intelectuales han sido históricamente perseguidos. Los poderes, religiosos y de los otros, no se llevan bien con los librepensadores... lo suyo puede ser contagioso. Y hoy, en pleno siglo XXI, aún son muchos los silenciados y algunos los amenazados.

Roberto Saviano

El escritor Roberto Saviano, en una imagen reciente.
El escritor Roberto Saviano.
ROBERTO SAVIANO - FACEBOOK

El periodista, escritor y ensayista napolitano lleva años contando la realidad económica y territorial de la Camorra en Italia y del crimen organizado en general. Y por ello ha pagado un altísimo precio. La mafia italiana le condenó por las revelaciones hechas en su libro Gomorra y está "condenado" a muerte. Saviano vive con escolta policial, restringe sus apariciones y cambia constantemente de domicilio. "Frente al fanatismo islámico, Salman Rushdie eligió la vida y la libertad", ha dicho este fin de semana el italiano al conocer el atentado contra el escritor de Los versos satánicos.

Gao Xingjian

Este novelista y dramaturgo chino ganó en 2000 el Premio Nobel de Literatura. La Academia sueca quiso de ese modo no sólo destacar el valor y la calidad de su obra, sino también dar apoyo a la persona. Porque Xingjian estaba perseguido en su país, una dictadura que niega la libertad de expresión. El novelista huyó y desde hace años reside en Francia y es ciudadano francés. La noticia de la concesión del Nobel a Xingjian fue recibida con indignación por parte de las autoridades chinas, y los medios de comunicación de la China continental (él nació en la isla que hoy conocemos como Taiwán) no informaron sobre la concesión del premio.

El Premio Nobel de Literatura del año 2000, Gao Xingjian, en el Museo Würth de La Rioja. EFE/ABEL ALONSO
Gao Xingjian, en el Museo Würth de La Rioja. EFE/ABEL ALONSO

Ai Weiwei

Este artista contemporáneo chino ha criticado constantemente al gobierno chino por su postura respecto a la democracia y los derechos humanos. De 1981 a 1993, vivió en los Estados Unidos. Ya de regreso en China, en 2010 Ai fue puesto bajo arresto domiciliario por la policía china. Un año después fue detenido en el aeropuerto de Pekín y estuvo bajo arresto durante 81 días sin cargos. Reside actualmente en Reino Unido, tras pasar cuatro años en Berlín, adonde se trasladó tras permitirle las autoridades chinas abandonar el país.

Òmnium reconoce al artista chino Ai Weiwei con el Premi Internacional J.B. Cendrós
El artista chino Ai Weiwei.
20M EP

Otros escritores chinos

Los casos de Gao Xingjian y Ai Weiwei no son únicos en China. Al régimen de Xi Jinping no le gustan los librepensadores. Otros ejemplos son:

Wang Shuo: toda la obra de este escritor está prohibida desde 1996. Pese a ello sigue viviendo en China.

Mo Yan: es el autor del Sorgo rojo, que Zhang Yimou llevó al cine. Su libro Grandes pechos amplias caderas, que denuncian las injusticias del régimen, está prohibido en su país.

Ya Ding: otro escritor que vivie en el exilio tras la matanza de Tiananmen, en su caso en Francia.

Naguib Mahfuz

Este escritor, dramaturgo y guionista egipcio también ganó el Premio Nobel de Literatura (en su caso en 1988). Se convirtió en el primer escritor en lengua árabe en recibir el premio. Considerado uno de los exponentes más importantes del existencialismo árabe, Mahfuz fue acusado de herejía por buena parte de la sociedad egipcia y árabe por extensión. Tanto que en 1994 fue atacado por dos fundamentalistas. No perdió la vida, pero su salud se resintió mucho. Murió en 2006.

Foto de archivo de Naguib Mahfuz tras recibir un ejemplar de su biografía un día antes de su 90 cumpleaños, en su casa de El Cairo, el 10 de diciembre de 2001. Aladin Abdel Naby / REUTERS
Naguib Mahfuz.
Aladin Abdel Naby / REUTERS

Otros perseguidos por fundamentalistas islámicos

El Islam mal entendido ha supuesto la persecución y en ocasiones la muerte de muchos creadores e intelectuales.

Abdelkader Alloula: el Frente Islámico para la Yihad Armada asesinó a este dramaturgo satírico el 10 de marzo de 1994.

Farag Füdaa: contrario al fundamentalismo, este escritor fue asesinado el 8 de junio de 1992. Ocurrió en El Cairo y delante de su hijo.

Taslima Nasrin: los radicales islamistas pusieron precio a su cabeza después de que esta escritora bengalí propusiera revisar el Corán para revisar la imagen negativa que el texto sagrado da de la mujer. Después de que se pidiera su muerte en una manifestación, huyo a Suecia.

'Charlie Hebdo'

El semanario satírico francés ha conseguido durante años la indignación de musulmanes, judíos y cristianos casi por igual. En torno a la redacción de Charlie Hebdo en París y a sus viñetas ha habido debates por la libertad de expresión, acusaciones de provocaciones a facciones religiosas y juicios. Y atentados. El más grave fue el 7 de enero de 2015. Dos encapuchados asesinaron a doce personas, entre ellas, los dibujantes Charb, Cabu, Wolinski y Tignous.

Una mujer sostiene la nueva publicación del semanario satírico 'Charlie Hebdo' mientras muestra sus respetos a las víctimas del ataque en París.
Una mujer sostiene la nueva publicación del semanario satírico 'Charlie Hebdo' mientras muestra sus respetos a las víctimas del ataque en París.
EFE/Ian Langsdon

Cómo criticar a Putin y no desaparecer en el intento

"La élite intelectual prácticamente se ha ido del país". Lo dijo en marzo pasado el escritor ruso Mikhail Shishkin, en declaraciones al Corriere della Sera. "La banda criminal de Putin tomó como rehén a todo el país y comenzó a construir su propia Rusia, a su imagen y semejanza", comentó desde su exilio en Suiza este escritor ruso de madre ucraniana.

La banda criminal de Putin tomó como rehén a todo el país y comenzó a construir su propia Rusia, a su imagen y semejanza"

Muchos artistas e intelectuales se fueron antes de la guerra; otros con el estallido de la misma; y algunos, que habían aguantado como pudieron, han acabado saliendo del país a la vista de que el conflicto se perpetúa. El último ejemplo es el del grupo de electro-pop Little Big. En junio, cuenta France 24, anunciaron que se instalaban en Estados Unidos.

También han abandonado Rusia, la estrella de rock Zemfira, que se ha refugiado en Francia y Boris Grebenchtchikov, el líder del grupo Aquarium, que calificó de "locura pura" la invasión de Ucrania. Y las famosas Pussy Riot, el grupo feminista de punk-rock que actúa en favor del clectivo LGTBI+ y los Derechos Humanos.

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista Pussy Riot
Dos de las Pussy Riot, durante la entrevista concedida a 20minutos.
JORGE PARIS

La líder del grupo fue condenada a dos años de prisión en la cárcel de Siberia por una protesta contra Putin en 2012. Otra de sus integrantes, Maria Alyokhina, se encontraba en arresto domiciliario. Las autoridades anunciaron que debería cumplir 21 días de condena en una colonia penal. Sin embargo, tomó la decisión de huir del país, y lo hizo disfrazada de repartidora de comida a domicilio.

Otros aguantan pese ya no a la censura sino a las persecuciones. Es el caso de Iouri Chevtchouk, vocalista del grupo DDT y megaestrella del rock en Rusia, que ya era conocido por sus críticas a Putin y su régimen. En mayo, desde un escenario dijo: "El patriotismo no es besar el culo del presidente todo el tiempo". Llegó a hablar de "los jóvenes de Ucrania y Rusia que mueren (…) por los planes napoleónicos de nuestro César". Desde entonces, Chevtchouk es perseguido y sus conciertos han sido anulados.

El patriotismo no es besar el culo del presidente... los jóvenes mueren por los planes napoleónicos de nuestro César"

En el inicio de la invasión rusa de Ucrania, 17.000 artistas firmaron una carta en contra de la guerra. De inmediato la máquina de represión del Kremlin se puso en marcha y en pocos días la cantidad de firmantes se redujo a 13.000.

Los que se mantuvieron firmes tuvieron que renunciar a su cargo si lo tenían. Fueron los casos de Katya Dolinina, gerente de los teatros Moskino de Moscú; Elena Kovalskaya, directora del Teatro del Centro Meyerhold de Moscú; Laurent Hilaire, director artístico del Ballet Stanislavsky; Simon Rees, director de la feria de arte Cosmoscow; o el comisario de exposiciones Raimundas Malašauskas que, junto a los artistas Alexandra Sukhareva y Kirill Savchenkov, se retiraron de la Bienal de Venecia.

A finales de junio, los directores del teatro Sovremennik de Moscú, de la Escuela de Dramaturgia Contemporánea y del Centro Gogol fueron destituidos de sus cargos. "Desde el punto de vista del arte no solo se trata de un sabotaje, es un asesinato", consideró Kirill Serebrennikov, director artístico exiliado del Centro Gogol, que contribuyó a convertir ese teatro de vanguardia en uno de los escenarios más admirados del país.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento